El Milrayitas, que sufrió muchas lesiones en el último tiempo, acelerará la recuperación de piezas claves para enfrentar a Morón en óptimas condiciones.
Peppino se desgarró en el partido ante Temperley.
Peppino se desgarró en el partido ante Temperley.

Cuando el descenso parecía consumado, Los Andes recuperó la ilusión con la caída de Quilmes ante Guillermo Brown y ahora, con fuerzas renovadas y un sueño en el horizonte, puso todos los cañones en la preparación de la final del sábado ante Deportivo Morón por la última fecha de la B Nacional.

La situación del Milrayitas es complicada, pero la derrota del Cervecero le abrió una esperanza. Y no la quieren desaprovechar. Por eso, en esta semana, el objetivo del técnico Juan Carlos Kopriva es concreto: recuperar a varios lesionados para afrontar este duelo trascendental de la mejor manera.

Leé también:  Kopriva: "El equipo recuperó la confianza y eso es importante"

Es deseo del DT se explica en el hecho de que varios de esos caídos son piezas claves y los necesita para el último encuentro. Ellos son: Franco Peppino (baluartes de la era Kopriva y que significó una baja sensible en los últimos dos partidos), Lucas Chacana y Maximiliano Fornari. Además, en este problema de las lesiones, también deberá cuidar a Gustavo Turraca y Matías Linas, quienes arrastran lesiones y llegan con lo justo.

En medio de este contexto,  el trabajo de la última semana de entrenamientos se centrará en no sufrir bajas y recuperar a todos los averiados para afrontar la final ante el Gallito en condiciones. “Es el partido para arriesgar”, avisó el DT.

Leé también:  Kopriva: "A los jugadores les pido entrega total"

Por este motivo, no habrá grandes exigencias físicas. Todo se abocará a la confianza, enfocado en recuperarse de lo que fue la derrota ante Chacarita y aprovechar la mano que Guillermo Brown les dio para seguir soñando.