El Milrayitas marcó rápido a través de Mazzolatti, pero se metió muy atrás en el complemento y el CADU estuvo a punto de arrebatarle el triunfo. Quedó a uno de Tristán Suárez en el Clausura y se colocó quinto en la tabla general de la temporada.
Walter Mazzolatti festeja su gol, el que le dio la victoria a Los Andes frente al CADU.

Sufrió. Ganó. Se acomodó como escolta en el Clausura de la Primera B y en la quinta posición de la tabla general. A Los Andes no le sobró nada, marcó de entrada, aguantó los embates de Defensores Unidos de Zárate y se abrazó a una victoria clave que disimula ciertas imperfecciones del equipo.

Los dos arrancaron con mucha dinámica, Los Andes más directo en su juego y el CADU con más dominio de pelota. Con el ingreso de Mazzolatti, el local tuvo vértigo, aceleración, ahogando la salida rival. El protagonismo era del equipo de Cavalieri, que en la primera acción que generó factiuró. Desborde y centro bajo de Galeano que le quedó a Noriega, taco corto a Mazzolatti, que remató seco y fuerte de derecha.

Leé también:  Víctor Grosi visitó la Casa Milrayitas

Los Andes ganó en intensidad, el gol rápido lo asentó en el campo y continuó en su dominio, aunque no estuvo fino en la terminación de las jugadas. La visita mostró algunas cosas interesantes de Tisera y la potencia de Ferreyra arriba, pero tampoco mostró determinación en los metros finales. Apenas una jugada en la que luego de muchos rebotes Monge se jugó barriendo abajo.

Pero Los Andes fue más ambicioso en su propuesta y Galeano, siempre inquietante con sus arranques, probó de lejos después de una fallida salida defensiva y la pelota pasó cerca del poste derecho.

Diego Galeano prueba de derecha en uno de los intentos del local.

El Milrayitas caminó por la cornisa en el segundo tiempo. Se metió muy atrás, dejó abierto a Galeano y más adelantado a Noriega para la contra. La pelota fue de la visita, que presionó y cerca estuvo de empatarlo con Tisera como protagonista. Primero, junto a Resler, no resolvió en el área chica, después metió la mano antes del cabezazo de Ferreyra y más tarde un cruce de Cardozo evitó su remate de cara a Díaz.

Leé también:  Nazareno Pompei: “Creo que mejoraré mucho con este cuerpo técnico”

Cavalieri advirtió que los suyos estaban quietos y le dio aire al mediocampo con Ortegoza en lugar de Mazzolatti. Por momentos logró salir del asedio, pero no le dio continuidad y otra vez el CADU lo arrinconó a puro pelotazos. Los Andes tuvo para definirlo en esa contra que tanto buscó, pero Haberkon, en soledad, le erró al arco.

Entonces, terminó con el corazón en la boca, rezando por ese cabezazo de Bustos que salió apenas alto, pero aferrado a tres puntos que le permitieron volver a ganar en casa y llegar con buen semblante al próximo partido en Escalada.