En lo que va del año, la actividad arrastra una baja de 12,5%.
En la última semana de octubre los precios en varios rubros se incrementaron un 8%.

Las ventas de los comercios minoristas retrocedieron un 10% interanual en octubre, en un contexto marcado por la incertidumbre que generó la devaluación a medida que se acercaban las elecciones, una persistente suba de precios y el faltante de mercadería.

Así lo detalló la Confederación Argentina de la Mediana Empresa en un informe mensual en el que volvió a exponer las serias dificultades que tiene el consumo para retomar la senda del crecimiento en un momento en el que la recesión se profundiza.

En lo que va del año, las ventas en los locales minoristas acumulan una baja del 12,5% y, por si eso fuera poco, arrastran una caída de 22 meses consecutivos, lo que refleja la crítica situación que deben afrontar los empresarios pyme desde principios de 2018.

Los rubros que mayores descensos mostraron fueron joyería, relojería y bijouterie (-17,3%), calzados y marroquinería (-16,8%) y bazar y regalos (-15,6%), a pesar de que en octubre suele ser uno de los meses con mayor actividad por el Día de la Madre.

En los locales de venta directa al público el retroceso fue superior al promedio, ya que la caída fue de 11,5% interanual. En la modalidad online las transacciones subieron 0,1%.

Hubo sectores como mueblería, electrodomésticos e indumentaria donde muchas familias realizaron compras aprovechando que vendían sus productos sin aumentos.

A fin de mes, según informó la entidad, la mercadería llegó con incrementos de precios de un 8,6% en promedio, que en general los negocios trasladaron de manera paulatina.

El análisis se realizó en base a la información aportada por 1100 comercios de todo el país, que fueron relevados entre el martes 1 y el jueves 31 de octubre por un equipo de 27 encuestadores localizados en todas las capitales del país, el Conurbano y la Ciudad.

A pesar del resultado negativo, los negocios mantienen buenas expectativas para fin de año: en promedio se espera un aumento de 9,1% anual en las ventas y los rubros con mayor optimismo con Calzados, Electrodomésticos y Alimentos.