La ONG Corazones Felices se encuentra juntando dinero para cubrir todos los gastos y apela a un gesto de los vecinos que quieran ayudar a los niños.
La ONG ya organizó 12 campamentos en los últimos años.

“Hay cosas que transforman la vida de un niño para siempre.” Eso es lo que sostienen desde la ONG Corazones Felices, que por estos días se encuentran avanzando con todos los preparativos para poder llevar de campamento a Luján a unos 90 chicos de Lomas de Zamora. Con la intención de cumplir ese objetivo, lanzaron una campaña solidaria para que los vecinos los ayuden a juntar todo lo que necesitan para hacer el viaje posible.

Todos los años, la entidad organiza esta actividad recreativa en una casa de campo para que los niños y adolescentes que asisten a la institución de San José durante el año puedan disfrutar de una semana llena de juegos junto a sus amigos del barrio y hermanos. El campamento, en esta oportunidad, se realizará del 24 al 30 de enero y los miembros de la ONG precisan juntar dinero para afrontar la estadía y la comida de todos.

Leé también:  El lomense que utiliza su pasión por los personajes de ficción para ayudar

Silvia Rojas, responsable del espacio, comentó que “por la situación económica, muchos de los 300 chicos que asisten a la organización no podrán ir, pero la idea es llenar todos los cupos que tenemos. Para ellos el campamento es una experiencia única: tienen su propia cama, agua caliente, reciben las cuatro comidas, algo que la mayoría no tiene”.

Los niños y adolescentes a los que abriga la ONG Corazones Felices forman parte de familias numerosas, de escasos recursos y que viven en barrios carenciados. “Y este año, la verdad que fue muy duro para todos, eso se nota en el barrio. Mucha gente se quedó sin trabajo, la plata no alcanza y se está poniendo bastante fea la cosa”, contó Rojas.

Leé también:  Festival a beneficio de la ONG Pies Descalzos de Centenario

Gracias al esfuerzo y al trabajo que vienen realizando desde hace años, la entidad ya logró conseguir una gran cantidad de alimentos no perecederos, leches e incluso transporte. Pero ahora lo que precisan es carne y verdura para preparar la comida todos los días.

“Para eso estamos haciendo una rifa de $50, que la estamos vendiendo en el barrio, casa por casa, en los comercios y la idea con eso es completar lo que nos falta”, apuntó.

Los vecinos que estén interesados en ayudar pueden comprar algún número contactándose con la ONG sino pueden realizar una transferencia a la cuenta corriente en pesos 3568-8 018-3 del Banco Galicia (CBU 00700184-20000003568839) a nombre de la Pequeña Obra de la Divina Providencia de Don Orione (30-57346414-8)

Leé también:  Lomas: Libremente arrancó con sus talleres gratuitos para la comunidad

Otra forma de colaborar es dirigirse a cualquier Rapipago y donar con solo mencionar el código N°9581065007. “Todo lo que puedan aportar a nosotros nos sirve. La mano viene difícil, pero gracias a Dios tenemos un país bendito, con gente muy solidaria”, dice Silvia.

Mientras sigue avanzando con todos los preparativos para que el campamento de Luján sea una experiencia única para los chicos.