En la ampliación de su rol social, el Gramate suma un espacio vital para trabajar en distintos ejes alrededor de esta temática.
Lanús viene apuntalando su rol social con diferentes iniciativas en cuanto a diversidad y violencia de género.
Lanús viene apuntalando su rol social con diferentes iniciativas en cuanto a diversidad y violencia de género.

Lanús sigue dando pasos hacia adelante en la conformación de un rol social cada vez más amplio. Desde ahora cuenta con una Subcomisión de Derechos Humanos.

A través del apoyo de la Comisión Directiva, en la última reunión se dispuso la creación de esta área que transitará por cuatro ejes fundamentales que son la diversidad de género, los derechos de los niños, la violencia institucional y, claro está, la lucha por la memoria, verdad y justicia.

La flamante subcomisión se trata de la oficialización de un trabajo que el Granate viene realizando desde hace varios años, en torno a los derechos humanos. La formalización del nuevo campo permitirá que los socios puedan integrarse a estos trabajos y a diferentes acciones, en caso de considerarlo necesario.

Leé también:  Con sufrimiento, Lanús venció a Colón y escala en la tabla

“La problemática de los Derechos Humanos ha dejado de ser invisible en los clubes de barrio de nuestro país, de tal modo que se tornaba necesario que nuestra institución formalizara la creación de este nuevo espacio para encausar la discusión. El hecho ocurrido acompaña y reafirma una vez más el rol social que sostiene nuestra institución, desde su fundación hasta los días que corren”, explicaron en un comunicado publicado en la web oficial.