Daniela Didier desde su adolescencia se dedica a la labor social. Hoy tiene una ONG junto a unos amigos con la cual colabora con 14 entidades.
La ayuda solidaria es parte de su vida.
La ayuda solidaria es parte de su vida.

La labor social es parte de la vida cotidiana de Daniela Didier (42), quien desde que cumplió 17 años comenzó a ayudar en una institución de su barrio Centenario y desde ese entonces nunca dejó de hacerlo a pesar de las crisis y las circunstancias adversas que tuvo que atravesar a nivel personal o por las problemáticas del país.

“Recuerdo que en mi casa siempre se fomentó esto de poder ayudar y así fue como me fui comprometiendo a medida que me fui haciendo más grande”, recuerda respecto a los comienzos en una ONG barrial donde dictaba clases de apoyo escolar.

Leé también:  Festival solidario en la UTN Avellaneda

Cuando esa entidad solidaria desapareció, Daniela tuvo la idea de juntarse con sus amigos y crear su propio proyecto siempre en el barrio que la vio crecer. “Quería seguir ayudando y por suerte siempre tuve el apoyo de la familia y mis amigos”, señaló orgullosa y destacó que es una agradecida del Barrio Centenario porque “la gente acá es muy solidaria”.

Así fue que hace 20 años puso su propio hogar a disposición para recibir donaciones y realizar reuniones con su equipo de voluntarios. Hoy la ONG Corazones Solidarios ayuda a 14 instituciones de la zona y a dos del interior del país: una en San Luis y siete comunidades Wichis de Chaco.

Leé también:  Última feria del año en Turdera

“Viajamos alrededor de dos veces al año para llevar todo lo que se junta”, comentó Daniela, que tiene cuatro hijos, es asistente terapéutica por la mañana y por la tarde se dedica a pensar en diferentes alternativas para poder colaborar con las personas que más lo necesitan.

“No concibo otra forma de vida porque es sumamente gratificante ver esas caritas de los chicos cuando reciben un regalo. Todos los años me disfrazo de Papa Noel y es una de las actividades que espero durante todo el año porque es impagable lo que se recibe de los más chicos”, explicó.

Corazones Solidarios cuenta con un plantel de profesionales que asesoran y dictan charlas en instituciones sobre violencia de género, educación sexual y derecho infantil.

Leé también:  Una peña folklórica a beneficio del Hogar También son Nuestros

Corazones Solidarios actualmente está juntando donaciones para los damnificados por las inundaciones en Chaco. Para entregar artículos de limpieza, ropa, o colchones dirigirse a Plumerillo 206 entre Rawson y Sarmiento, Centenario.