Verónica Fontana hace cuatro años decidió cambiar por completo su rutina. “Me sentía siempre cansada, pero la actividad física me cambió”, aseguró.
Hoy es instructora de Zumba y de Strong by Zumba.
Hoy es instructora de Zumba y de Strong by Zumba.

La pasión por la actividad física fue fundamental para que la vecina de Lanús, Verónica Fontana (27) logre cambiar no sólo su físico, también su aptitud frente a la vida. Logró bajar en menos de cuatro años, 32 kilos y asegura que su experiencia personal motivó a muchas personas.

“Soy profesora de inglés y estaba en un momento difícil, me sentía re bajón, sin ganas de nada, pero sin dudas que comenzar a hacer actividad física me cambio y mi pasión motivo a mucha gente. Eso me hace feliz”, contó.

Comenzó a moverse, como ella misma cuenta cuando fue al ginecólogo porque dejó de menstruar. “Me dijo que era por el sobrepeso, estaba casi en los 90 kilos y fue ese día que me mandó a hacer ejercicio. Tenía en Facebook a una chica que conocía y hacia Zumba, vi unos videos y la contacte al toque, su nombre es Lisa y ella fue mi inspiración”, recuerda.

Leé también:  Múltiples talleres en los centros culturales

Las clases de Zumba fueron el principio de este cambio porque allí encontró una salida porque enseguida comenzó a sentirse con más energía y hasta comenzó a proyectar su presente.

“Iba cinco veces por semana a las clases de Zumba y como soy muy exigente conmigo mismo siempre apunté a más y a seguir superándome”, contó orgullosa de su logro y de pasar de un talle 48 a un 36.

Tanto le gusta el desafío a Verónica que al poco tiempo decidió ser instructora de Zumba e inmediatamente comenzó a dar clases.

“Me gusta desafiarme. Nunca imaginé que esto se convertiría en una pasión porque empezó como un hobby y hoy es mi trabajo”, señaló.

Leé también:  Abren un centro cultural en homenaje a una vecina

Aunque sigue dando clases como profe de inglés en dos colegios secundarios de Banfield, no quiere dejar su pasión que tanto la ayudó a cambiar su vida.“Ahora también soy instructora de Strong by Zumba que es una nueva disciplina mucho más fuerte y que también me apasiona”, dijo feliz de seguir superándose día a día.

La buena alimentación combinada con la actividad física fueron las claves para que Verónica obtenga resultados, pero apasionarse por lo que hoy es parte de su vida de todos los días fue fundamental para lograr el cambio.

“Me gusta contar mi historia y mucho más motivar a otros a que busquen algo que los apasione porque es la clave para cambiar”, concluyó.