La sargento de la policía bonaerense asesinada este domingo en su departamento de la ciudad de La Plata escribió antes de morir un mensaje en sus redes sociales en el que cuestionó a la sociedad por los casos de violencia y consideró que la humanidad está "perdida".
se dio a conocer  el último posteo que realizó en la red social Facebook.
se dio a conocer el último posteo que realizó en la red social Facebook.

“La sociedad está jodida, la humanidad está perdida”, escribió Laura Romina Gutiérrez (30) en el último posteo que compartió en Facebook el pasado viernes, dos días antes de ser asesinada en su departamento de calle 2, entre 61 y 62.

La mujer fue encontrada asesinada a tiros y en la misma vivienda fue hallada su ex pareja, también policía, gravemente herida, en lo que se presume fue un femidicio seguido de un intento de suicidio.

Leé también:  Dos detenidos por el asesinato de repartidor de pizza en La Plata

El efectivo, identificado como Danilo Alberto Acevedo (32), quien cumplía funciones en la División de Caballería de la policía bonaerense, se encuentra internado en grave estado el Hospital San Martín de La Plata.

Fuentes judiciales informaron a Télam que la mujer policía había convivido un tiempo con el efectivo, aunque se habían separado y él quería retomar la relación.

"(...) Homicidios, violaciones, desapariciones, trata de personas, abusos... Políticas y políticos que generan violencia y odio”, dice otro tramo del texto publicado por la policía.

El crimen fue descubierto ayer por una amiga de Gutiérrez, también sargento de la fuerza, quien al no poder comunicarse alertó al servicio de emergencias 911 y fue a buscarla a su domicilio.

Leé también:  Con talleres y marchas, se realizó la primera jornada del Encuentro de Mujeres

Al llegar, la amiga y otros agentes advirtieron la presencia de sangre por debajo de la puerta de entrada del departamento.

Luego, personal de limpieza del edificio les facilitó el ingreso al inmueble, donde hallaron muerta, tirada en el piso y boca arriba a Gutiérrez, y una pistola calibre 9 milímetros a poca distancia de su cuerpo, junto a vainas servidas. Acevedo se encontraba herido e inconsciente recostado sobre el suelo y con un charco de sangre alrededor, añadieron los voceros.

El caso fue caratulado como “femicidio seguido de suicidio en grado de tentativa” y es instruido por el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta.