Matías Burgos vive en Navarra de Pamplona, pero vino a visitar como todos los años a su familia; en el medio se decretó el aislamiento y no pudo volver. Tras más de 80 días de gestiones, persistencia y mucho anhelo, lo consiguió.
Durante su regreso a España.

"La sensación es extraña, poder volver después de tanto tiempo", cuenta Matías Burgos, artista y vecino de El Jagüel, que estuvo 80 días a la espera de su regreso a la ciudad de Navarra de Pamplona, España, donde reside desde hace años.

Como todos los años, hacia diciembre, Matías volvió a Argentina para visitar a su familia, pero tenía boleto de regreso a España para el 20 de marzo. En el medio, se decretó la cuarentena y no pudo volver.

"Después de más de 80 días de cuarentena en Argentina, se suspendió el vuelo cuando tenía que regresar a Madrid. La empresa Iberia nos dio un bono, pero después nos dijo que no se iba a poder utilizar hasta septiembre", cuenta.

"Éramos muchos los que necesitábamos volver. Después de intentar conectar con los consulados, nos dieron respuestas automáticas en un principio y no había respuestas por parte de Iberia, hasta que el Consulado empezó a habilitar vuelos esporádicos", añade Matías que lamenta la posición de la empresa Iberia.

Leé también:  Sin cambios hasta el 16 de agosto: “No estamos ante una gripe más”
Así iba el vuelo en el que viajó.

Frente a esto, se dio la posibilidad del regreso por Air Europa, sacando un pasaje nuevo: "Gracias a la ayuda económica de mi familia, pude sacar un pasaje de vuelta para la semana pasada. El pasaje salió $60 mil. Conseguí uno de los pocos lugares que había, sucedió que me avisaron de semana para la otra, bastante precipitado todo".

¿CÓMO RESULTÓ EL VIAJE? "Fue todo muy tranquilo, los controles de aduana fueron muy tranquilos cumpliendo la distancia. Pero el avión viajó en su capacidad máxima, y ahí la distancia no fue tal".

"Una de las azafatas estaba muy nerviosa, una chica estaba con el barbijo con la nariz afuera, y la amenazó con llevarla detenida si no se lo ponía bien", relató, respecto a un episodio de tensión en el vuelo.

"Luego llegué, tomé un autobús a Zaragoza, y luego un tren a Pamplona (en la comunidad foral de Navarra, cerca de Francia). “Fue una sensación extraña volver, tantos meses lejos”, señaló Matías que ahora debe cumplir una cuarentena hasta el 26 de junio.

Leé también:  Confirman 40 nuevas muertes por Coronavirus

"Acá hace calor, esta en fase 4, estoy con ojotas y shorts; está todo bastante normal, los bares están abiertos, con barbijos y distancia", relató.

El artista callejero: toca en el ingreso a un ascensor, en Pamplona.

VIDA DE ARTISTA. “Mi pasión es la música y la fabricación de instrumentos, y en mi primer participación en el cine europeo logré un galardón. Me dan ganas de seguir por este camino”, comenta Matías respecto a su trayectoria artística en España.

Además, este vecino es músico callejero: con sus instrumentos, guitarra y charango recorre bares y calles de Pamplona, particularmente toca en el ingreso a un ascensor.

El galardón al que se refiere es por el corto "El viaje de Aitona", que en el certamen “Navarra, Tierra de Cine” logró una mención especial por “fomentar el Turismo, la Cultura y la Gastronomía de Navarra y de Pamplona”. También quedó nominado en la categoría película extranjera en el festival Internacional de cine independiente de Neuquén y Paraná

Seguilo en Facebook: https://www.facebook.com/matiasdelascensor/

MIRÁ SU CORTO, ACÁ: