Juan José Basteguieta es el encargado de repartir alegría a los más pequeños. Será quien maneje el nuevo carrusel gratuito de dos pisos que instalará el Municipio en la Grigera.

La emblemática e histórica Calesita Don Juan, ubicada en la Plaza Grigera, funciona desde 1949 en Lomas y es manejada por Juan José Basteguieta, más conocido como “Coco”, quien es el encargado de que gire y gire sin parar para la alegría de miles de niños y quien manejará el próximo carrusel gratuito de dos pisos que instalará el Municipio.

“mientras haya un chico en la tierra, vivirá la calesita.”
“mientras haya un chico en la tierra, vivirá la calesita.”

Más de cuatro generaciones de lomenses tuvieron la posibilidad de subirse al carrusel y de disfrutar de los paseos: funciona ininterrumpidamente desde la década del 30.

El hombre de 75 años dio detalles de sus inicios, siendo su padrino, quien comenzó con la actividad, para luego pasar a sus manos: “Don Juan estaba en Lomas desde 1936 y en 1949 pasó a lo que era el Patio Andaluz, ubicado enfrente del lugar donde se encuentra actualmente. En 1976, con mi padrino ya grande, me ofreció a través de sus hijos para que yo me haga cargo, así que le compré el carrusel y seguí con la tradición”.

“Coco” es calesitero desde 1976, en un momento complicado en la historia argentina por la dictadura militar. El hombre tuvo una anécdota particular en aquella época, cuando los militares lo quisieron echar del lugar donde trabajaba, pero no tuvieron suerte. Juan José les dijo que si el pedido no era para construir un bien para la comunidad, que lo iban a tener que sacar “con los pies para adelante” porque no pensaba dejar su lugar de trabajo.

la calesita está en lomas desde 1936 y en 1949 pasó al patio andaluz, ubicado enfrente de la plaza grigera.
la calesita está en lomas desde 1936 y en 1949 pasó al patio andaluz, ubicado enfrente de la plaza grigera.

Luego de una remodelación y reestructuración en 2004, la Calesita Don Juan llegaría a la Plaza Grigera en sí, lugar en el que se encuentra hasta estos días. La vuelta en el carrusel actualmente cuesta $35, y dura entre 4 y 5 minutos.

“Siempre me gustó interactuar con los chicos, al igual que mi esposa Delia Santarelli, que es docente y que me ayuda en todo momento. Para tener un carrusel por tanto tiempo es necesario contar con un buen carisma con los nenes”, explicó Basteguieta, para luego agregar: “Todos los colegios y jardines del Estado han venido a la calesita de manera gratuita”.

Gran parte de la vida de Juan ha transcurrido mientras hacía feliz a cientos de niños por día, que intentaban quitarle la sortija mientras paseaban por los distintos personajes del carrusel. Al hablar de anécdotas que surgieron mientras era el encargado, recordó que por la calesita pasaron vecinos que actualmente se encuentran radicados en Europa, pero que de vuelta en Argentina para visitar a familiares, se hacen un tiempo para pasar por la Plaza y rememorar la infancia.

Para este año, en la Grigera colocarán un carrusel gratuito de dos pisos. “El que pondrán en la Plaza lo voy a manejar yo, junto a un kiosco que me dejan a concesión”, explicó Juan sobre la remodelación y la obra que llevará adelante el Municipio. Además, el hombre adelantó cómo se manejará con su calesita y su kiosco, que serán trasladados al Parque Finky: “Seguramente estarán a cargo de Delia, mi mujer”.

“Para nosotros es una pasión y vamos al trabajo contentos por lo que hacemos”, indicó el hombre sobre la doble labor que se avecina. Sobre los horarios que manejaría en el espacio de la Plaza, dijo que seguramente abran entre las 10 y 11 de la mañana, para cerrar aproximadamente a las 21 ó 22.

Sobre la continuidad de la calesita, quien vive en Lomas desde los 12 años, aseguró: “Tengo apalabrada a gente de confianza para que puedan continuar con la labor, que trabajaron conmigo durante años. La idea es que el carrusel siga existiendo”. Para finalizar, agregó: “Mientras exista un chico en la Tierra, vivirá la calesita, yo pienso seguir hasta que el físico me lo permita”.