Norberto Candaosa repasó los orígenes y la figura de su creador. Mientras que el presidente de la institución, Gustavo Funes, habló sobre el contexto particular que atraviesa el espacio.
En sus orígenes, la biblioteca se llamaba Sociedad Popular de Educación.

La Biblioteca Mentruyt cumple hoy 120 años de historia. Norberto Candaosa, del Instituto Histórico Municipal, habló sobre los orígenes de una de las instituciones emblemáticas de Lomas y la importancia de la figura de Antonio Mentruyt.

"El 12 de mayo de 1900, Antonio Mentruyt creó la Sociedad Popular de Educación en la calle Laprida 451. La institución tuvo varias mudanzas y funcionó en inmuebles ubicados en España 63, Saénz 229, Martín Rodríguez (hoy Hipólito Yrigoyen) y finalmente donde está radicada ahora, en Italia 44. La Biblioteca fue visitada por personalidades como Jorge Luis Borges y Ernesto Sabato, quienes dieron allí conferencias", contó Candaosa y destacó que "fue la segunda biblioteca más importante a nivel provincial con 30 mil ejemplares, que en su momento era una muy buena cantidad".

Como su intención era brindar educación de nivel secundario, Mentruyt también creó el Instituto Popular Modelo que funcionaba en España y Laprida. "En 1912, el Gobierno nacional quedó motivado para transformarlo en una escuela oficial y así nació la Normal de Lomas para mujeres, que después se llamó Escuela Normal Nacional Mixta con la incorporación de varones y luego se le agregó el bachillerato", detalló Norberto, y remarcó: "Como el Instituto dio origen a la Escuela Normal, en alguna medida Mentruyt fue el creador de la secundaria".

Don Antonio Mentruyt nació en 1863 y trabajó durante 30 años como gerente de la Editorial Estrada. "Era un hombre sencillo, humilde y amable que tenía la idea fija de fomentar la educación, y también se destacó en el negocio de la librería. Tras su muerte en 1931, que habría sido un suicidio, todas las instituciones de Lomas le rindieron homenaje en reconocimiento a su labor y trascendencia", señaló Norberto.

UN ANIVERSARIO PARTICULAR. Los 120 años de la Mentruyt llegaron en un momento inusual y con las complicaciones generadas por la pandemia de Coronavirus.

"El aniversario se da en un contexto particular porque tenemos todo paralizado. Las actividades educativas como cursos de inglés, italiano, guitarra, canto, memoria y braile están suspendidos debido al aislamiento", expresó Gustavo Funes, presidente de la Biblioteca, quien contó que "la idea era hacer una cena y espectáculos de música a modo de festejo pero no llegamos ni a organizarlos".

Tampoco se pueden realizar los eventos culturales que son claves para recaudar fondos y sostener a un edificio de grandes dimensiones. "Tenemos muchos gastos, empleados en relación de dependencia, un espacio de más 2 mil metros para mantener y ningún ingreso así que es un momento complicado. Todos los años recibimos un subsidio del Municipio que será importante y más en este contexto", señaló Funes.

A pesar de que la biblioteca no está abierta, todos los jueves a la mañana se están realizando operativos de vacunación antigripal. "Como hacemos muchas cosas en conjunto con el Municipio, nos pidieron abrir el espacio para los operativos así que estamos contentos de colaborar. Se están vacunando 100 personas por semana", destacó Gustavo. Los turnos para vacunarse se sacan por mensaje privado en las redes de Salud Lomas.

El edificio tiene un teatro con capacidad para más de 300 personas. Además de las funciones propias, se convocan a artistas y alquilan la sala para eventos, actos de escuelas e instituciones de diversos ámbitos. "Ojala podamos volver pronto a las actividades, reencontrarnos con nuestros socios y la comunidad", concluyó Funes.