Llegaron siete y a menos de un mes del comienzo de la actividad oficial no tiene el plantel completo. Más allá de algunos nombres que puedan quedarse, precisa mínimo seis más.
El entrenador Juan Carlos Kopriva sigue esperando más gente para reforzar el plantel.

A menos de un mes para el inicio del Torneo de Primera B, Los Andes no tiene el plantel completo y eso llena de preocupación al cuerpo técnico.

Siete son los refuerzos: el arquero Daniel Monllor, los defensores Matías Contreras, Máximo Levi y Luis Monge, el volante Leonardo Landriel y los delanteros Jorge González y Franco López. Y un amistoso confirmado (27 de julio en Floresta con All Boys).

El entrenador Juan Carlos Kopriva tiene la columna defensiva, más Sebastián Valdez, Dimas Morales y Gastón Guruceaga, habituales titulares de la campaña pasada si es que continúan en el club. Se estima que por estos días tienen que tener definido qué decisión tomarán.

Leé también:  Para Guille Pereira, se viene una “final”

La idea es conseguir el concurso de un volante central (dada la partida de Gustavo Turraca a Almagro) y un delantero de área, ese que aporte una buena cantidad de goles. Se rumorearon algunos nombres, pero por presupesto quedaron lejos de la realidad.

Después, entre cinco o seis jugadores de características ofensivas entre mediocampistas y atacantes, dependiendo también de quiénes resuelvan quedarse en la institiución y que a esta altura no tienen claro su futuro futbolístico. Además habrán varios chicos de las Inferiores promovidos a Primera pugnando por un lugar, con el objetivo de mostrarse y poder ser una alternativa más que interesante para el Vikingo Kopriva.