Los hermanos Gabriel y Pablo Guevara están imputados por el asesinato de la enfermera de 33 años en su casa de Longchamps.
Familiares, amigos y compañeros de Marcela realizaron concentraciones en el Hospital Italiano para reclamar justicia.

Marcela Coronel tenía 33 años cuando fue brutalmente asesinada en su casa de Longchamps. Los hermanos Gabriel y Pablo Guevara, expareja y cuñado de la enfermera, serán juzgados por el femicidio cometido en mayo de 2018.

Gabriel "Gabito" Guevara (27) está imputado por "homicidio calificado por el vínculo, por alevosía y por haber sido perpetrado por un hombre contra una mujer mediando violencia de género". Mientras que Pablo Daniel Guevara (31) será enjuiciado como partícipe secundario del delito de "homicidio calificado por alevosía".

El debate a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal N°5 de Lomas de Zamora comenzará el 18 de agosto. El femicidio de la enfermera que trabajaba en el Hospital Italiano de Capital se descubrió cuando su hija, que en ese momento tenía un año y medio, fue encontrada deambulando sola por las calles de Longchamps.

Leé también:  Preocupación por un nuevo obstáculo para el juicio del Pozo de Banfield

"Gabito", padre de la niña, se presentó en la Comisaría y dijo que se enteró por las redes sociales que su hija estaba sola en una plaza. Hasta salió en televisión diciendo que su mujer era víctima de un crimen mafioso y que él había recibido "amenazas de gente que vende droga".

Como el relato no resultó creíble, la fiscal Marcela Juan (especializada en Violencia de Género y Familiar) ordenó una inspección en el domicilio situado en Roberto Arlt al 3500, donde encontraron el cuerpo de Marcela envuelto en una frazada en una habitación utilizada como galpón.

La autopsia determinó que la mujer fue atacada de tres hachazos, estrangulada y que finalmente murió asfixiada al ser sofocada cuando le taparon la boca y la nariz. Para la fiscal de instrucción, la enfermera "se encontraba en una situación de indefensión" dado que su pareja "previamente le había propinado una feroz golpiza en diferentes partes del cuerpo".

Leé también:  Lomas: una pareja quedó detenida por explotar sexualmente a tres mujeres

Mientras que Pablo Guevara colaboró con el femicidio, modificando la escena del crimen y abandonando a la niña en la calle. "Su accionar consistió en alterar la escena del crimen, desordenando los bienes de la vivienda, para luego llevarse a su sobrina hacia la localidad de Burzaco y simular la perpetración de un hecho de robo, todo ello en el contexto de violencia familiar", determinó la fiscal Juan.

Las cámaras de seguridad del Municipio de Almirante Brown revelaron imágenes de Pablo Guevara caminando por las calles con su sobrina en brazos. Los hermanos fueron detenidos y procesados, y pronto llegará el momento en el que serán enjuiciados.

Familiares, amigos y compañeros de Marcela realizaron concentraciones en el Hospital Italiano para reclamar justicia.