El oficialismo buscaría debatir estos proyectos a partir de la primera quincena de enero, por lo que los legisladores no tendrán más que algunos días de descanso.
"Es un tema que hace dos meses está parado en el Congreso", denunciaron.
Diputados podría sesionar a partir del 22 de enero, según fuentes parlamentarias.

A diferencia de lo que sucedió en años anteriores, el Congreso sesionará durante gran parte del verano, en enero y febrero. El Gobierno tiene la intención de avanzar en varios proyectos que quedaron pendientes: el fin de las jubilaciones de privilegio, la reforma de la Justicia Federal y el Consenso Fiscal, que ya tiene media sanción del Senado.

El presidente Alberto Fernández oficializó la semana pasada la extensión del período de sesiones extraordinarias hasta el 29 de febrero. Según informaron fuentes parlamentarias, habría una primera sesión en la segunda quincena de enero, por lo que el mandato para todos los legisladores del oficialismo fue que estén en Buenos Aires para esa fecha o al menos estén dispuestos a interrumpir sus vacaciones. 

El primer proyecto que tendría luz verde en Diputados en la sesión de enero es el que plantea eliminar o reformar los regímenes especiales (llamados "de privilegio") del Poder Judicial y del cuerpo diplomático del Servicio Exterior de la Nación, dos sectores que cuentan con ingresos previsionales varias veces por encima de la media.

El Poder Ejecutivo decidió trabajar el tema de las jubilaciones de privilegio en una ley aparte, luego de la fuerte controversia que generó la iniciativa que suspendió la movilidad jubilatoria de todos los sectores, incluyendo los regímenes especiales, en el marco del debate por la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva.

En la misma sesión, que podría desarrollarse el 22 de enero (aunque tampoco se descarta el 29 de enero) también se trataría la readecuación del Pacto Fiscal, que ya obtuvo aval en el Senado. Esta medida fue acordada entre el Gobierno, los mandatarios provinciales y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

La norma suspende la baja gradual de las alícuotas de los impuestos a los Ingresos Brutos y Sellos, así como Bienes Personales y Ganancias, entre otros tributos.

Otra reforma que podría avanzar en sesiones extraordinarias es la reforma de la Justicia Federal que anunció Fernández durante la ceremonia de asunción.

La idea es fusionar a los doce jueces federales con los penales económicos y los de instrucción: de esta manera, habrían más jueces federales y se licuaría el poder de los doce magistrados que tienen hoy en sus manos las causas de corrupción.

Durante los meses del verano, el Senado también podría darle cauce a la aprobación de los pliegos de las nuevas autoridades del Banco Central que fueron recibidos el viernes pasado por la Comisión de Acuerdos de la Cámara alta.

El elegido por Fernández para presidir la autoridad monetaria es Miguel Angel Pesce, quien aguarda por la formalización de su nombramiento en manos del Senado.

Adicionalmente, podrían tratarse otros proyectos que en su momento fueron deslizados por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, como la creación del Consejo Económico y Social, la constitución de un Consejo de Seguridad con control parlamentario y las iniciativas del Plan Argentina contra el Hambre.

También se esperan novedades respecto del reperfilamiento de la deuda, supeditadas a los avances en las negociaciones reservadas entre el Gobierno y los acreedores.

En el comienzo del año también deberían abordarse en el Senado los proyectos de Góndolas y Alquileres, que en noviembre pasado obtuvieron media sanción, con gran repercusión mediática, en la Cámara de Diputados.

Párrafo aparte merece el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, que el Gobierno tiene intenciones de impulsar a partir de marzo, mes en el que podría presentarse una iniciativa oficial en el Congreso.

Descartado el proyecto de Presupuesto 2020 enviado por el Gobierno de Mauricio Macri, una vez que comience el período de sesiones ordinarias se espera que ingrese al Congreso el texto de la Administración de Fernández, quien anunció la prórroga del Presupuesto 2019.

Sin embargo, hay dudas acerca de si el mandatario cumplirá ese anuncio y hay versiones que indican que durante 2020 el Gobierno podría gobernar sin Presupuesto específico para el año que comienza este miércoles.