El nene electrodependiente de Lomas tuvo una descompensación. Le dieron varias medicaciones para que elimine líquido, sus vasos sanguíneos y ayudarlo a oxigenar.
Su familia agradece los mensajes de apoyo.
Su familia agradece los mensajes de apoyo.

Joaquín Stefanizzi, el nene electrodependiente de Lomas, lleva varios días internado en terapia intensiva y está atravesando situaciones muy delicadas para su salud.

“Se descompensó, sus pulmones no respondían y no lograban recuperarlo. Estaba con respirador muy alto y esa presión positiva podía dañar el corazón. Por la medianoche, si bien nos volvieron a decir que su situación era muy delicada, y que estaba muy grave, también nos dijeron que todavía había cosas para hacer que, por suerte, están empezando a dar algún resultado”, contó su padre Mauro a través de su Facebook, quien agradeció los mensajes de aliento por parte de la comunidad.

Los profesionales de la Clínica del Niño de Quilmes le agregaron varias medicaciónes para que elimine líquido, sus vasos sanguíneos y ayudarlo a oxigenar. “Esta al límite, nos dicen que no puede empeorar más, que no tiene mucho margen, pero es muy probable que con estas nuevas medicaciónes empiece a mejorar. Hay que esperar que siga así, estable, y que de a poco sus pulmones empiecen a responder”, agregó Mauro, vicepresidente de la Asociación Argentina de Electrodependientes (Aaded).

En medio de los cortes de luz y tarifazos, la familia del pequeño Stefanizzi tuvo que esperar seis meses para ser incluida en una Ley que ellos mismos impulsaron junto a otros vecinos que necesitan estar conectados a un respirador las 24 horas.

Joaquín, de 4 años, tuvo que soportar ocho cirugías antes de sus siete meses. Desde las redes sociales se organizaron cadenas de oración para pedir su pronta recuperación.