El Municipio avanza con las acciones en distintos puntos. En los últimos cuatro días detuvieron a más de 150 personas por incumplir las normas.
Hay controles en diferentes accesos y puntos estratégicos de la ciudad.

A través un trabajo conjunto entre distintas áreas, el Municipio de Lomas intensificó los controles vehiculares en calles y accesos con el objetivo de reducir la circulación y garantizar que se cumpla con el aislamiento obligatorio por el Coronavirus.

"Desplegamos controles fijos y rotativos en 15 puntos de Lomas, donde estamos teniendo un promedio de 50 detenciones por día. Vamos a ser inflexibles, demorando a cada uno de los que no tengan las garantías para circular y derivándolos a la Justicia. Principalmente, lo que queremos es que se queden en sus casas y colaboren para que entre todos podamos resolver este problema", señaló el intendente, Martín Insaurralde, quien estuvo supervisando las acciones en Colombres y Camino Negro.

Leé también:   Kicillof: "El virus está circulando, hay que aprender a convivir con esa situación”

En diferentes accesos y puntos estratégicos, los agentes de la Policía Federal y de la Provincia detienen a los vehículos, piden la documentación y solicitan a los ciudadanos que justifiquen el motivo de su circulación por las calles. También les remarcan la importancia de que regresen de inmediato a los hogares para colaborar con el cuidado de toda la población.

"En los últimos cuatro días, se detuvieron a más de 150 personas que incumplieron la ley. La mayoría de la gente se dio cuenta la importancia de quedarse en casa", informaron desde la Secretaría de Seguridad. Las secretarias de Salud, Gobierno y la Dirección de Transito son las otras áreas que participan de los controles.

Leé también:  Fernández extendió la cuarentena hasta el 7 de junio: ¿cuáles son los cambios desde el lunes?

El personal de Salud también continúa con las medidas de prevención para evitar la aglomeración de personas y concientizando a los vecinos en las filas de los bancos y comercios.