El Municipio lleva adelante acciones de saneamiento en los cursos de agua que atraviesan la ciudad para evitar obstrucciones y desbordes los días de fuertes lluvias. Se trata de un problema crónico que afecta a distintos barrios de Lomas de Zamora.

“constantemente hacemos tareas de mantenimiento”, aseguró martín.

A la vera de los arroyos que atraviesan la ciudad hay una postal que se repite: gran cantidad de bolsas, botellas, ramas y escombros se acumulan en distintas zonas generando enormes problemas para los vecinos, no sólo por el olor y la contaminación que provocan, sino porque los desechos terminan obstruyendo los cursos de agua, lo que ocasiona desbordes e inundaciones sobre todo los días de lluvia y tormentas fuertes.

Ante esta situación, el Municipio de Lomas realiza periódicamente tareas de limpieza y saneamiento en los cauces con el despliegue de maquinaria, camiones y cuadrillas. El plan busca, por un lado, enfrentar este problema crónico y, por el otro, devolverles la calidad ambiental a los espacios verdes ubicados en los alrededores.

Días atrás, en Llavallol Sur, se ejecutaron acciones sobre el Arroyo del Rey. Con una retroexcavadora se levantaron ramas, montículos y elementos de todo tipo que habían conformado una especie de micro basural en la zona. Los trabajos se hicieron, según informaron desde la Delegación, a la altura de las calles Dávila y Silva.

Leé también:  Refuerzan la desinfección en centros de salud, dependencias y espacios públicos

“Constantemente hacemos tareas de mantenimiento en el Arroyo del Rey, el Unamuno, Santa Catalina y el Canal Mugica para evitar que los vecinos tengan que sufrir problemas a futuro”, comentó el intendente, Martín Insaurralde.

“constantemente hacemos
tareas de mantenimiento”,
aseguró martín.

En simultáneo se organizan recorridas casa por casa o reuniones con los vecinos para pedirles que colaboren con la limpieza y eviten el arrojo clandestino de basura. “Tratamos de concientizar para que saquen las bolsas a la hora que pasan los camiones y que si tienen que deshacerse de escombros, troncos u otros elementos grandes no lo hagan en la vía pública”, explicaron desde la Comuna.

Cerca del Río Matanza, adonde desembocan el Arroyo Mugica, el Canal 7 y el Santa Catalina, se programan planes de limpieza manual todas las semanas y frecuentemente operativos más intensivos con ayuda del personal de la Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) para que el agua circule sin impedimentos.

A veces se dispone de un bote especial que levanta la basura del fondo de los cursos de agua o participan cooperativistas para dejar los márgenes de los arroyos y cubrir una mayor cantidad de kilómetros.

Leé también:  Refuerzan la desinfección en centros de salud, dependencias y espacios públicos

Las obras benefician directamente a los barrios San Sebastián; Néstor Kirchner; 2 de Abril; Obrero, Juan Manuel de Rosas, Mariscal Sucre, Antártida Argentina y Santa Catalina I, II y III, entre otros.

desde el municipio piden a los vecinos que no tiren basura en lugares prohibidos.

“Siempre estamos atentos a esta situación, porque la gente lamentablemente sigue tirando basura”, sentenció el delegado Julio Riquelme. Así, por mes, se retiran cientos de kilos de desechos, con la ayuda de camiones y retropalas.

Sucede que si la basura queda ahí estancada se taponan sectores clave como en la desembocadura del Arroyo Santa Catalina y Mugica, en la zona de la Ribera, y el problema puede extenderse hasta algunos barrios que están alejados de allí.

Mario Quiroga, vecino de barrio Obrero, sabe por experiencia que si la situación no se soluciona, las consecuencias pueden ser complicadas. “Esto es algo de siempre, hace años pasa lo mismo. La gente tira la basura y todo el tiempo hay que estar limpiando”, resaltó. “Ahora, la cuestión es que si la basura se acumula, después corremos el riesgo de inundarnos”, admitió.