Frente a la profunda crisis que atraviesan los sectores más vulnerables, los jefes comunales bonaerenses pidieron una audiencia con la gobernadora. La Iglesia había reclamado lo mismo la semana pasada.
Encabezados por Magario.

Intendentes del peronismo bonaerense le reclamaron a la gobernadora María Eugenia Vidal que declare la Emergencia Alimentaria en el territorio bonaerense, para paliar con la profunda crisis económica que atraviesan los sectores más desprotegidos y vulnerables.

El pedido se formuló a través de una nota en la Casa de la Provincia, en la que se pide una audiencia con Vidal.

"El tema es la situación económcia, política y social. Pensamos igual que el Obispado: hay que declarar la emergencia alimentaria. Tenemos problemas en escuelas, en barrios. Necesitamos apoyo de Provincia y de Nación porque la situación económica y social es desbordante", alertó el intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo.

Leé también:  Kicillof: "Ganaron con promesas y gobernaron con excusas"

"Venimos a pedirle una reunión a la Gobernadora y a charlar con los ministros responsables. Se tienen que hacer cargo de lo que pasa en las escuelas y en los barrios y de la situación que atraviesan los chicos", añadió.

Por su parte, el intendente de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, advirtió por su parte sobre la falta de cupos en comedores escolares en el municipio. "El Servicio Alimentario Escolar tiene cupos para 300 chicos y los comedores están atendiendo a más de 500. Ningún chico tiene que quedarse sin comer", manifestó.

La semana pasada, la Iglesia le pidió al Gobierno que declare la emergencia alimentaria