Al menos tres llamados fueron realizados el viernes al servicio de emergencias 911 para alertar que un camión conducía de forma imprudente dos horas antes del choque que produjo 17 muertos en la localidad mendocina de San Martín, por lo que nueve efectivos de la Policía provincial fueron sancionados para investigar su accionar.

52f57fcece2f9_320x214

Además, un testigo aseguró que el conductor del camión brasileño que provocó la tragedia estaba "alcoholizado" al momento del accidente, ya que más temprano lo chocó a él y cuando bajó del vehículo para pelearse no podía mantenerse en pie.

"Dos horas y media antes del accidente hubo tres llamados al 911 advirtiendo que un camión conducía de modo imprudente", aseguró a Télam el Director General de la Policía de Mendoza, comisario Juan Carlos Caleri.

El funcionario detalló que las comunicaciones fueron "entre las 14.47 y las 15.02" y que "el camión fue visto en distintos puntos del Acceso Sur y la última vez que se lo divisó fue en las inmediaciones del Hospital Italiano en Guaymallén".

Por acción u omisión, el Ministerio de Seguridad resolvió pasar a pasiva a un oficial inspector de la Policía Vial Norte y a tres oficiales del Centro Estratégico Operativo (CEO) donde funciona el 911, mientras que un subcomisario y un oficial de esa dependencia, junto con otros tres oficiales de la Comisaría 25 fueron pasados a disponibilidad.

El pase a pasiva de los cuatro efectivos significa que cobrarán sólo el 50% del sueldo, mientras que los otros cinco fueron separados de sus cargos a fin de no entorpecer la investigación que lleva adelante el fiscal Martín Scattereggi.

En tanto, Caleri dijo que además se está tratando de establecer que hizo el camionero entre las 15.02 (última llamada al 911) y las 17.34, cuando se advirtió que conducía a gran velocidad en la autovía de contramano.

"En esa franja horaria perdimos el camión, pero se ha solicitado a la firma brasileña ACM, propietaria del mismo su geolocalización a través del GPS para determinar que hizo en ese interregno de dos horas y media", explicó el comisario general.

A la vez, el jefe policial informó que que esta madrugada se enviaron a la fiscalía todos los audios y videos de algunas cámaras donde se había detectado el camión "para que se valore y analice el accionar de los efectivos de la Policía en la horas previas a la tragedia".

En tanto, un hombre que se identificó como Sergio González contó que ayer a las 14.50 que tuvo un incidente con el chofer del camión cuando el vehículo estaba parado en medio de la calle en Bandera de los Andes y Mitre, en Guaymallén.

"Intenté pasarlo, me encerró y me golpeó el auto. El camionero se bajó a pelear conmigo y no se podí¬a mantener parado. Estaba alcoholizado", remarcó González a la prensa.

Según Caleri, este hombre se dirigió a la comisaría 25 de San José a las 14.58 para denunciar que un camión estaba cometiendo una serie de infracciones, pero no le habrían tomado la denuncia por temas burocráticos.

Por otra parte, sólo una de las 14 personas que resultaron heridas en el accidente continuaba hoy en estado grave, en tanto que el resto evolucionaban favorablemente y podrían ser dados de alta durante las próximas horas.

La persona que hoy continuaba grave es un hombre identificado como Stefan Herz, de origen alemán, internado en terapia intensiva del Hospital Central con respiración asistida y quien perdió a toda su familia.

En el hospital Alfredo Perrupato se encuentran internadas siete personas con heridas leves, entre las cuales se encuentran cuatro integrantes de la familia Camargo (Fabricio, Franco, Alma y Rocío Gatica), oriundos de San Luis, quienes permanecen en observación.

Y aunque en un principio dos ambulancias los esperaban para trasladarlos a su provincia, seguirán internados.

En el hospital Luis Lagomaggiore se encuentra aún la paciente Andrea del Píccolo, quien se encuentra embarazada, pero que está en buen estado.

Respecto de los 17 muertos, el alto grado de calcinamiento de los cuerpos impide conocer por ahora sus identidades, por lo que se realizarán análisis de ADN.

El accidente ocurrió ayer alrededor de las 18 en el kilómetro 1010 de la Ruta 7 de Mendoza, cuando un camión brasileño que circulaba en contramano y a gran velocidad embistió a un micro de pasajeros frente al Autódromo José Ángel Pena.