El objetivo es concientizar a los vecinos de que en el partido de Almirante Brown vive quien fue carcelero de “El Vesubio”, un centro clandestino de detención durante la dictadura militar.

La agrupación HIJOS (Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio), junto a otras organizaciones del partido de Almirante Brown, organizaron para el próximo 5 de marzo un escrache en repudio al genocida José Maidana, quien vive en Adrogué y supo ser carcelero de “El Vesubio”, un centro clandestino de detención durante la última dictadura cívico-militar.

Obtuvo el beneficio de prisión domiciliaria.
Vive actualmente en la casa de su hija.

Bajo el lema “Si no hay justicia, hay escrache”, la jornada se llevará a cabo a partir de las 17 desde la Plaza San Martín de Adrogué, y concluirá donde actualmente vive José Maidana tras su reciente liberación, con el objetivo de concientizar a los vecinos sobre la presencia de un genocida en el vecindario.

“No más prisiones domiciliarias para los genocidas. Han cometido delitos graves de Lesa Humanidad y en el único lugar que deben estar es en prisión”, indicó Juana Campero, integrante de la agrupación HIJOS desde sus comienzos, en 1995.

Leé también:  Astiz y Etchecolatz pidieron la prisión domiciliaria ante el "riesgo" de contraer Coronavirus

La convocatoria es abierta para todos los ciudadanos que quieran participar activamente y acompañar en la lucha a la organización integrada por los hijos de desaparecidos.

“Como comunidad repudiamos profundamente que Maidana pueda caminar tranquilamente por la calle, como cualquier vecino de Almirante Brown”, dijo la lomense de 56 años, quien en su momento fue secuestrada junto a sus padres en El Campito, otro de los centros clandestinos que funcionaba en Campo de Mayo.

“Me da bronca y no entiendo cómo un torturador y un violento como este hombre pueda contar con beneficios. En la parte humana no dejo de pensar si Maidana tuvo la conciencia de que en sus manos tenía un ser extraordinario como lo era mi papá”, señaló José Dabrowski, hijo de Wolfgang Achtig, austríaco desaparecido que se lo vio con vida por última vez en “El Vesubio”.

Leé también:  Astiz y Etchecolatz pidieron la prisión domiciliaria ante el "riesgo" de contraer Coronavirus

José Maidana era agente penitenciario del excentro clandestino, que se encontraba ubicado en La Matanza. En 2011 fue condenado a 22 años de prisión, pero el 15 de enero pasado fue liberado por decisión de la jueza Sabrina Namer, del Tribunal Oral Federal N°4.

Actualmente vive en la casa de una de sus hijas. “Con un tercio de la condena cumplida le otorgaron la libertad condicional para estar en su domicilio”, acotó Campero, sobre la decisión judicial.

Y concluyó: “Nuestros padres fueron secuestrados, torturados y muchos de ellos los seguimos buscando porque no conocemos sus paraderos. Los genocidas sí saben lo que les pasó a nuestros familiares, esto no es venganza pero sí es justicia”.