Distintas localidades de la provincia registraron una importante caída de agua. Hay evacuados y Resistencia es la ciudad más afectada.
La cancha de Chaco For Ever amaneció inundada.
La cancha de Chaco For Ever amaneció inundada.

Las lluvias intensas caídas desde anoche en el sudoeste chaqueño cubrieron de agua zonas rurales y urbanas en varias localidades, con registros de hasta 380 milímetros, y hasta el momento no hay números oficiales sobre evacuados, informaron fuentes del gobierno provincial.

Debido a la gravedad de la situación, el gobernador Domingo Peppo solicitó la colaboración del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR) y también del Ejército Argentino.

En los parajes rurales del sudoeste chaqueño se produjeron los registros más altos: Itín, 380 milímetros; Mesón de Fierro, 360; Pampa Landriel, 300; y El Palmar, 170.

En comunidades urbanas de esa región de la provincia las precipitaciones pluviales fueron levemente interiores: General Pinedo, 250 milímetros; Las Breñas, 230; Charata, 220.

Por esta situación, las autoridades informaron que "se habilitaron escuelas públicas para albergar familias inundadas en zonas urbanas" pero que "la situación es extremadamente complicada en zonas rurales porque las familias no quieren abandonar sus viviendas y los caminos están intransitables".

La ciudad más afectada fue la de Resistencia donde -de acuerdo con el municipio- llovieron 204 milímetros hasta la media mañana de hoy, por lo que el intendente Jorge Capitanich activó el protocolo de emergencia.

El agua de lluvia cubrió varias horas las zonas más bajas de la capital chaqueña, afectando zonas céntricas y también barrios periféricos, ya que en dos horas superó los 153 milímetros, indicó la comuna.

Ni el gobierno provincial ni los municipios informaron aún el total de las familias afectadas por el fenómeno climático que en el transcurso de los primeros cuatro meses está cerca del total que para el año indica el promedio de precipitaciones pluviales.