Es sumamente importante la instancia para determinar las prisiones preventivas de los imputados.
los rugbiers fueron trasladados desde dolores hasta gesell esta mañana.
los rugbiers fueron trasladados desde dolores hasta gesell esta mañana.

Los ocho rugbiers que quedan detenidos en Dolores por el asesinato de Fernando Báez Sosa están en Villa Gesell, donde participarán de una audiencia en el juzgado de garantías a cargo de David Mancinelli, quien debe decidir sobre las prisiones preventivas de los imputados.

Los rugbiers abandonaron poco después de las 6:00 el penal de Dolores en un micro policial, custodiados por cuatro móviles de la policía bonaerense, y llegaron a Villa Gesell a las 8:22.

En la llegada a la ciudad balnearia, un grupo de personas insultó a los rugbiers, quienes iban en el micro policial con los vidrios tapados por cortinas mientras eran esperados en la puerta del tribunal por familiares.

Leé también:  Anuncian una marcha por Fernando, mientras investigan la participación de otro sospechoso en el crimen

La Justicia resolverá hoy si dicta o no las prisiones preventivas para los rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, en una audiencia durante la cual la defensa de los imputados pidió que no haya presencia de la prensa.

La realización de esta audiencia surgió por los pedidos efectuados por la defensa de los imputados y por la querella, que representa a la familia de la víctima.

Mientras, la fiscalía continúa investigando la participación de un sospechoso número 11, que habría quedado grabado en los videos registrados por las cámaras de seguridad y en los celulares, junto a los rugbiers imputados.

El abogado de la familia de la víctima, Fabián Améndola, comentó ante la prensa que la sospecha comenzó luego de que se observara en las imágenes de las cámaras de seguridad la silueta de un joven que no coincidiría con ninguno de los detenidos.

Leé también:  Multitudinaria marcha en el Congreso para pedir justicia por Fernando

"En los videos aparece un sujeto que no es ninguno de los diez imputados. Para nosotros es probable que haya una persona más, pero es materia de investigación. En los videos estaba vestido todo de negro. En los chats lo mencionan por su apodo. Claramente integraba el grupo y cumplía el mismo rol que el resto", explicó Améndola.

En tanto, este miércoles Graciela Sosa, la madre de Fernando, convocó para el próximo martes a las 18, cuando se cumple un mes del crimen, a una marcha que se realizará en el Congreso para pedir justicia por el joven.