Salvador Sánchez Cerén, se alzaba con el 49,10% de los votos. Un resultado que no fue suficiente y ahora deberá ir a segunda vuelta.

salvador
El Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) izquierdista gobernante se imponía en las elecciones presidenciales de con 49,10% de los votos válidos cumplido el escrutinio de 59,42% de las mesas, se informó oficialmente.

El oficialismo se imponía holgadamente, pero sin poder evitar que la sucesión del presidente Mauricio Funes se defina en segunda vuelta frente a la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que reunía 38,82% de los sufragios, según publicó el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en su sitio de internet.

El FMLN postula a la Presidencia al actual vicepresidente, Salvador Sánchez Cerén, en tanto la Arena propone al actual alcalde de San Salvador, Norman Quijano.

Muy por detrás de ellos se ubicaban los otros tres candidatos presidenciales: el exmandatario Antonio Saca (Movimiento Unidad, 11,40%), René Rodríguez (Partido Salvadoreño Progresista, 0,43%) y Oscar Lemus (Fraternidad Patriota Salvadoreña, 0,25%).

El presidente del TSE, Eugenio Chicas, felicitó esta noche a la población salvadoreña por la jornada cívica, que se desarrolló sin que se reportaran hechos de violencia ni irregularidades, y contó con la asistencia de más de la mitad de los 4,9 millones de ciudadanos en condiciones de votar.

Si bien la oposición política denunció en días pasados que las maras (pandillas) iban a actual contra el proceso electoral, observadores nacionales e internacionales -entre ellos los expresidentes paraguayo Fernando Lugo y hondureño Manuel Zelaya- opinaron que los comicios se desarrollaron con tranquilidad y sin incidentes de violencia, informó la agencia noticiosa DPA.

Si ningún candidato obtuviera la mitad más uno de los votos válidos, se realizará una segunda vuelta el 9 de marzo próximo.