El DT de River está metido en la final del próximo sábado en Lima frente a Flamengo. En el entrenamiento de este martes sumó al chileno Paulo Díaz a la defensa. La última vez que jugó 5-3-2 fue contra Boca en La Bombonera por la primera final de 2018.
El chileno Paulo Díaz se sumó a la defensa en el trabajo raelizado en River Camp.

Se acerca la final de la Copa Libertadores de América, donde River buscará ante Flamengo de Brasil la quinta consagración a nivel sudamericano.

El entrenador Marcelo Gallardo es un gran estratega en definiciones mano a mano, y sabe del potencial de su rival que llega en un momento óptimo a la definición del próximo sábado en el estadio Monumental de Lima, Perú.

Leé también:  Con Quintero afuera, Gallardo tiene dos dudas

Por eso, si de esquemas tácticos se trata, el Muñeco nunca deja nada librado al azar. El plantel entrenó este martes a puertas cerradas en las instalaciones del River Camp, en Ezeiza. Y en el trabajo futbolistico probó una defensa con línea de cinco.

Los 30 elegidos por Marcelo Gallardo para viajar a Lima.

A los habituales Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola y Milton Casco incluyó al chileno Paulo Díaz. Para ello, primero sacó del equipo al uruguayo Nicolás de la Cruz y luego a Ezequiel Palacios. Sin embargo, nada es definitivo.

La última vez que Gallardo planteó un 5-3-2 fue en la primera final de la Copa Libertadores de América de la edición 2018 frente a Boca en La Bombonera (2-2). En aquella oportunidad estaba Jonatan Maidana con los mismos cuatro.

Leé también:  River quiere tener el mejor cierre de año

El Millonario entrenará este miércoles por la mañana en el estadio Monumental y partirá a las 15 en vuelo charter desde Ezeiza. El regreso está previsto para las 14.05 del domingo.