El sacerdote argentino Fabián Báez se convirtió hoy en testigo privilegiado del recorrido que el papa Francisco realizó por la plaza San Pedro del Vaticano, en el marco de la primera audiencia pública del año.

papa_francisco_noticia_getty_12052

Al divisarlo entre la multitud de fieles congregados en la plaza, el papa invitó al sacerdote -que se desempeña en la parroquia Nuestra Señora del Pilar del barrio de Recoleta- a subir al papamovil y acompañarlo en la tradicional recorrida, durante la cual conversaron amigablemente ya que se conocen de su ministerio pastoral en Buenos Aires.

Según informaron los medios italianos, Francisco ordenó a sus custodios detener el vehículo para pedir al cura argentino que lo acompañara en el recorrido previo a la audiencia general que celebra todos los miércoles.

"Es un gran confesor", dijo el papa argentino refiriéndose a Báez, según informó la agencia EFE.

Tras el encuentro, el padre Fabián escribió en su cuenta de Twitter @paterfabian: "Voy a cambiar mi bio: el pobre cura que hoy subió al papamovil con el #PapaFrancisco".