Alrededor de U$S97.274 millones salieron del sistema financiero, según un informe de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo.
El Estado emitió deuda por U$S187.706 millones en tres años.

La mitad de la deuda contraída por el Estado argentino durante los primeros tres años de gestión del presidente Mauricio Macri se fugó del país: se trata de unos U$S97.274 millones que salieron del sistema financiero local o se posicionaron en otro tipo de activos, como el dólar, según un informe de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo.

Las emisiones de deuda del Tesoro Nacional en moneda local y extranjera, los desembolsos relativos al préstamo con el Fondo Monetario Internacional suscripto en junio de 2018 y las emisiones de las provincias y el sector corporativo en moneda extranjera sumaron desde inicios de la gestión de Cambiemos unos U$S187.706 millones.

Leé también:  Por día cierran unas 50 pymes en todo el país producto de la crisis

El 82,4% de la deuda son colocaciones en moneda extranjera, y el 85,8% son colocaciones del Tesoro Nacional (U$S161.030 millones), detalló el informe del ODE-UMET.

"A este escenario de poca sustentabilidad, se suma que a la próxima administración le esperan vencimientos de deuda en moneda extranjera por casi U$S150.000 millones en 2020-2023. Macri deja una marca dolorosa en la economía", enfatizó Nicolás Trotta, rector de la UMET.

Arnaldo Bocco, ex director del Banco Central, explicó que la deuda externa es el mayor obstáculo estructural para el futuro argentino. Los indicadores de sustentabilidad presentan cifras exorbitantes: en el año 2018, según datos de la Secretaría de Finanzas, el stock de deuda pública alcanzó los U$S332.192 millones y el 86,2 por ciento del PIB.

Leé también:  Las ventas de autos usados se desplomaron casi 7% en abril

Y agregó que los próximos dos años será un período en el que "faltarán dólares para cubrir la demanda de todos los sectores de la economía, principalmente para el pago de deuda y la fuga de capitales antes de las elecciones". "La renegociación es inevitable", consideró.

El informe detalla que la fuga de capitales suma U$S94.274 millones durante la gestión de Cambiemos, y advierte que "los seguros contra un default argentino subieron casi un 250% en los últimos doce meses, alcanzando un máximo de 914 puntos".

"Esto significa que el mercado le otorga al default una probabilidad cercana al 50% para los próximos cinco años. La desconfianza obedece a la cargada agenda de vencimientos que debe afrontar el gobierno, pero sobre todo quien lo suceda a partir de diciembre de este año", ratificó Bocco.

Leé también:  La industria textil cayó 18,9% y acumula 11 meses consecutivos a la baja

En este sentido el decimoséptimo informe del ODE detalla que "a la próxima administración le esperan vencimientos de deuda por U$S20.376 millones en 2020, 31.608 millones en 2021, 49.923 millones en 2022 (el monto más alto para el período 2020-2045) y 46.594 millones en 2023, mientras que los desembolsos que se esperan del FMI son de tan sólo 3.875 millones y 1.937 millones para los años 2020 y 2021, respectivamente".