El hombre consideró que el desenlace fatal que sufrió la joven que fue hallada ahogada en el Riachuelo está relacionado con la violencia que sufrió por parte de su exmarido.
La Prefectura encontró el cuerpo en el río alertada por empleados de Acumar.

Un día después de que hallaran muerta a Carla Soggiu en el Riachuelo, su padre dijo que la joven “no estaba fuerte” porque “venía alimentándose mal” producto del estrés que sufría luego de la relación violenta que tuvo con su exmarido, y consideró que el estado en el que se encontraba pudo influir en que no pudiera salir del río y se ahogara.

“Carla estaba muy confundida y estresada porque lo que estaba viviendo. Se venía alimentando muy mal. A pesar de toda mi insistencia, solo lograba que coma a la mañana media factura y a la noche un platito. Pesaba 47 kilos. La situación la tenía totalmente estresada”, señaló Alfredo Soggiu en diálogo con la señal de noticias C5N

Carla había desaparecido el martes por la noche luego de activar en dos oportunidades el botón antipánico que tenía en su poder a raíz de las amenazas que sufría por parte de su exmarido, Nicolás Fuentes, quien desde el 27 de diciembre permanece detenido en el penal de Marcos Paz, por los delitos de "abuso, lesiones, y privación ilegítima de la libertad".

“Ella estaba muy confundida, no se encontraba en espacio ni en lugar”, confió su padre y dijo que él cree que su hija caminó cinco cuadras luego de bajar del colectivo hasta llegar “a la vera del Riachuelo por algún pasadizo”. Allí consideró que podría haber sufrido “un problema” con la válvula de drenaje que tenía en la cabeza por la hidrocefalia que padecía y que no pudo salir porque ese día había “llovido y estaba fangoso”.

Alfredo descartó que su hija hubiera querido suicidarse y señaló que ella “no sabía nadar”. “Necesito que un especialista me diga si los golpes que sufrió sumado a la mala alimentación y al estrés la llevaron a esta situación", pidió y adelantó que hará todo lo posible para conocer qué es lo que pasó.

El cuerpo de Carla fue encontrado el sábado cerca de las 6.30 por un grupo de trabajadores que realizaba una limpieza en el Riachuelo. Si bien la identidad del cuerpo no fue confirmada oficialmente por pericias médicas, los familiares lograron identificar a Carla por un tatuaje, la ropa y un piercing que le fueron mostrados, por fotografías.