Los objetivos del reemplazo de los focos incandescentes por artefactos de última tecnología son mejorar la visibilidad, reforzar la seguridad y ahorrar energía. Hubo tareas en Llavallol, Lomas Oeste, Parque Barón, Santa Catalina, Fiorito, Santa Marta y San José.
nuevas luminarias en la calle gorriti, desde loria a las vías.
nuevas luminarias en la calle gorriti, desde loria a las vías.

A través del reemplazo de los focos incandescentes por nuevas luminarias LED, el Programa de Reconversión impulsado por el Municipio de Lomas sigue llegando a más calles, avenidas y espacios públicos de todos los barrios reforzar la visibilidad en horario nocturno y contribuir con la seguridad.

“Con un total de 50.200 luminarias para reconvertir la ciudad, desplegamos el plan más importante de la historia que finalizará durante este mes de diciembre. La renovación del sistema otorga mayor potencia y representa un ahorro fundamental en el consumo responsable de la energía”, señaló el intendente, Martín Insaurralde.

Durante las últimas semanas, en Llavallol Norte se llevaron a cabo instalaciones en las calles Lavalle, de Araguaya hasta Frías; Madrid, de Garibaldi a Mónaco; Arribeños, entre La Huella y Machado de Asís; Progreso, de Moldes a Rivera Indarte; 24 de Noviembre, entre Avenida del Rey y La Huella; y en Argerich, desde Tacuarí a Machado de Asís.

Con las miles de nuevas luces ya instaladas, sólo resta por cubrir cerca del 10% del parque lumínico.

“Llegamos al 100% de luces LED en todas las cuadras, plazas y también en toda la parte interna del Parque de Llavallol. La gente está contenta porque le cambió la calidad de su barrio y tienen más tranquilidad en relación a la seguridad. Antes, los vecinos colocaban los luces en los barios y ahora ven las inversiones del Estado en una iniciativa que también es clave para el ahorro energético”, expresó Juan Zamorano, delegado de Llavallol Norte.

En la zona Sur de Llavallol, las cuadrillas de la Secretaría de Obras Públicas colocaron sobre Flores y 1º de Marzo, de Polonia a Pareta. Mientras que en Lomas Oeste, las acciones se replicaron en Chimento, de Oliden a Díaz Vélez; Sucre, desde Río Turbio hacia Oliden; Pico Truncado, de Aluminé a Río Gallegos; Balboa, entre Aluminé e Isla Soledad; Gorriti y Loria, de Meeks a las vías; y en Portela, desde Colectora a Bouchard.

sólo resta por cubrir cerca de un 10% del parque lumínico.
sólo resta por cubrir cerca de un 10% del parque lumínico.

“Estamos contentos porque mejoró mucho la iluminación en la cuadra y ahora podamos tanto entrar como salir de casa con más tranquilidad durante la noche. Se nota que las luces llegaron a gran parte de la ciudad, así que es para destacar”, remarcó Lucía Moreno, vecina de la calle Sucre.

Santa Isabel, de Viene a Estocolmo, y El Zola, entre Falucho y Vigil, fueron las calles de Parque Barón que incorporaron los nuevos dispositivos en estas semanas. También se trabajó en Grigera, de Soldado Rodríguez hasta Brito; y en Brito, de Grigera a Pedraza, perteneciente a Santa Catalina.

Con las miles de nuevas luces ya instaladas, sólo resta por cubrir cerca del 10% del parque lumínico. Los nuevos dispositivos cuentan con varias ventajas en comparación con las de sodio o incandescentes, ya que consumen hasta 50% menos de energía y tienen una durabilidad de 50 mil horas frente a las 10 mil que poseen los viejos artefactos.

A su vez, se reconvirtieron luminarias en calles de Santa Marta como Guide de France, de Falucho a Valle; Braile, entre Falucho y Lope de Vega; y Williams, desde Isabel La Católica a Camino Negro. Y en Fiorito llegaron a Islandia, entre Núñez de Arce y Pío Baroja; Milán, desde Ejército de los Andes a Islandia; y Dileo.

San José Oeste fue una de las delegaciones que tuvo importantes avances en estos días con colocaciones en múltiples calles como Álvarez, Costa Rica, La Madreselva, Los Recuerdos, Muñoz, Groussac, Muiño, Pasaje El Ceibo, Onofre, La Mar, Venezuela, Caaguazú y Vespucio.