Por la crisis, el número de personas se incrementó y piden un lugar para afrontar el invierno.
También necesitan voluntarios que colaboren para servir a las más de 30 personas que reciben cada martes y jueves.
También necesitan voluntarios que colaboren para servir a las más de 30 personas que reciben cada martes y jueves.

Desde sus comienzos, el Merendero Ambulante de Lomas intenta mejorar su servicio solidario, pero a causa de la crisis económica que afronta el país, el número de personas que llega cada martes y jueves a la esquina de Sarandí y Virrey Cevallos para recibir su cena se incrementó y es por eso que buscan un espacio cerrado de cara al invierno.

“De a poco nos fuimos organizando y ya tenemos un listado con las personas que vienen fijas a disfrutar de una rica merienda y luego la cena, pero la realidad nos supera y de 10 personas que teníamos cuando arrancamos, hoy son más de 30”, explicó María Laura Fuggini ,la creadora de le iniciativa y quien lleva adelante el proyecto desde octubre 2018.

Leé también:  Piden donaciones para el Merendero Ambulante

Ante tanta demanda, María Laura está preocupada respecto a lo que pase cuando lleguen las bajas temperaturas ya que se va a complicar dar de comer en la vereda y es por eso que apela a la solidaridad de alguna persona que pueda prestar un espacio en las inmediaciones de la zona donde se reúnen cada semana.

“A las 19 brindamos la merienda y alrededor de las 19.30, la cena y el postre”, explicó y además pidió que se acerquen voluntarios que puedan dar una mano para servir a la cantidad de personas que reciben.

“Además incorporamos la posibilidad de que vengan a buscar ropa y calzado el primer jueves de cada mes y el último martes de cada mes festejamos los cumpleaños de los presentes”, recordó.

Leé también:  Piden donaciones para el Merendero Ambulante

Facebook/ El Merendero Ambulante.