El Indec difundirá este jueves una nueva medición que reflejará el impacto de la crisis y de la recesión en millones de familias argentinas.
Las estimaciones públicas y privadas coinciden con las estimaciones.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará a conocer este jueves el índice de la pobreza para el segundo semestre del año pasado, un período signado por la caída de la economía, el salto del dólar y un incremento en los precios por sobre los salarios.

Tanto estimaciones privadas como oficiales, esperan que la medición de la pobreza de entre junio y diciembre de 2018 se ubique en torno al 30%, por encima del 25,7% que reflejó el mismo período de 2017.

Leé también:  Crisis: la industria y la construcción cayeron 6,9% y 3,4%

Durante el año pasado la economía cayó un 2,5%, la inflación llegó al 47,6% y la desocupación subió al 9,1% desde el 7,2% de finales del 2017, según datos del Indec.

El domingo pasado, antes de que se dieran a conocer estos datos oficiales, el presidente Mauricio Macri admitió que el país va camino a  “tener el mismo nivel de pobreza" que en diciembre de 2015, cuando Cristina Kirchner dejó la Casa Rosada.

Para el Centro de Investigación y Formación de la República Argentina la pobreza en 2015 terminó en torno al 29,7%, mientras que para el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA) llegó al 29%.

Leé también:  El FMI advierte que la suba de la pobreza pone en riesgo el programa económico

La estimación de un índice de pobreza en torno a este número coincide con la que a fines de diciembre hizo la UCA, con una medición de los niveles entre julio y septiembre.

En su último informe, el nivel de pobreza aumentó hasta 33,6% de los habitantes, casi cinco punto más que un año atrás cuando rondaba el 28,7%.

El cálculo del índice de pobreza contrapone lo que gasta una pareja con dos hijos de 6 y 8 años en alimentos, bebidas, indumentaria y el pago de algunos servicios, con los ingresos que ese grupo familiar tiene.

Según el Indec, el índice de Salarios aumentó durante el segundo semestre del año el 18,7%. En ese mismo período la Canasta Básica Total se incrementó 30% al pasar de $10.601 a $25.493.

Leé también:  La Iglesia se mostró preocupada por el incremento de la pobreza en todo el país

Algo similar ocurrió con la Canasta Básica Alimentaria, que reúne la cantidad mínima indispensable de comida para la subsistencia, y que se incrementó 29% al pasar de $7.840 en junio a $10.197 en diciembre.