A partir de ahora sólo podrán solicitar la Pensión por Adulto Mayor quienes en el último año hayan ganado menos de $54.000 mensuales, tengan un patrimonio menor a los $2.583.792 y consumos que no superen los $16.148.
La PUAM será solo para los sectores de menores recursos.

El Gobierno nacional restringirá aún más el acceso a la jubilación para todos aquellos adultos mayores que llegan a la edad del retiro (60 años para las mujeres, 65 para los hombres) y no cumplen con el requisito de haber acumulado 30 años de aportes.

A partir de los próximos días, solo podrán cobrar la Prestación Universal por Adulto Mayor (cuyo monto actual es de $8328, equivalente al 80% de una jubilación mínima) quienes no hayan percibido en promedio, más de $53.828 mensuales en el año previo.

Leé también:  Con la fórmula de hoy, el primer aumento a jubilados de Alberto Fernández debería ser de 11,56%

La cifra, según adelantaron, tendrá una actualización anual en función de la evolución de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte), es decir, el monto definido como tope de ingreso para acceder a la Asignación por Hijo.

Otra condición es que el patrimonio de la persona que solicita el beneficio no podrá tener un patrimonio cuatro veces superior al monto anualizado del ingreso tope. Eso significa que no se podrán tener bienes cuyo valor de declaración supere los $2.583.792.

Y el tercer requisito estará definido por los consumos: los gastos de la persona no podrán superar en más el 30% el ingreso promedio de $53.829 por mes.

Leé también:  Con la fórmula de hoy, el primer aumento a jubilados de Alberto Fernández debería ser de 11,56%

Vale recordar que, originalmente, la PUAM fue creada en el año 2016 con un criterio de acceso casi irrestricto (no había más condición que tener 65 años cumplidos y no pedir la jubilación regular durante el tiempo de cobro de la PUAM).

Con el tiempo, el Gobierno comenzó a limitar el acceso -por ejemplo el Poder Ejecutivo estableció que su cobro es incompatible con desarrollar una tarea laboral- y ahora busca achicar aún más el ingreso para ajustar el gasto en el sistema previsional.