El Milrayitas redondeó dos malas campañas, especialmente la última, y por eso no pudo mantener la categoría: sumó 47 unidades sobre 144 en juego.
Con 20 puntos, fue el peor equipo de la temporada.
Con 20 puntos, fue el peor equipo de la temporada.

No hubo milagro en el Oeste. Y el desenlace fue el esperado: Los Andes, que terminó último con 20 unidades, descendió a la B Metropolitana luego de cinco años en la segunda categoría del fútbol argentino.

El detonante de este triste final va más allá de lo que fue derrota por 3-0 ante Deportivo Morón o la victoria de Quilmes ante Olimpo. Esto es más profundo. Se explica en lo que fueron las últimas dos temporadas. Y los números son claros: el equipo de Lomas sumó 47 puntos sobre 144 en juego (o sea, el 32,6%) y fue el equipo de la zona metropolitana que menos sumó en la sumatoria de los últimos dos torneos. Y es más: Quilmes, su rival directo en esta contienda,  consiguió 58 en este recuento y Morón, otro que peleó hasta el final, logró 63.

Leé también:  "Estamos acá para devolverle la identidad al club"

El desenlace, por este motivo, era esperado. Al Milrayitas no lo acompañaron los buenos resultados en las dos últimas temporadas y eso fue letal en su ambición: sólo ganó nueve partidos de los 48, con 20 empates y 19 derrotas. Y eso es lo que lo condenó al descenso.

En este camino, además, hay que poner el foco en lo que fue esta temporada. Y es que si bien en la 2017-18 se salvó en la anteúltima fecha, gracias a un empate ante All Boys en Lomas y a los 27 puntos que consiguió (15 en la era Rondina y 12 en la de Lobos-Pérez), lo más grave estuvo en esta temporada, producto a que sumó 20 unidades, menos del 30% en juego, producto de cuatro victorias, ocho empates y 12 derrotas.