DGEl segundo jefe de la Policía Local de Lomas, Víctor D’Amico, fue uno de los impulsores del proyecto, que tiene como objetivo promover una vida sana.
los pequeños, durante una de las actividades en el espacio comunitario.

El centro comunitario Denise, ubicado en Campana y Plumerillo, Fiorito, es un espacio solidario de contención para los chicos y que de esa manera salgan de la calle y de la marginalidad. Víctor D’Amico, segundo jefe de la Policía Local de Lomas hace 5 años, junto a otros oficiales llevan a cabo el proyecto, que crece a pasos agigantados y que ya cuenta con más de 50 niños de la zona.

LA INICIATIVA. “Hace ocho meses que funciona, pero la idea surgió desde antes. Por nuestra experiencia en zonas conflictivas, con venta de drogas, junto a otros oficiales se nos ocurrió transformar lugares para trabajar socialmente y ayudar a la gente”, recordó los comienzos el policía bonaerense, que se encuentra en la fuerza hace 24 años.

La escuela N°11 de Fiorito se mudó a un nuevo edificio y el antiguo lugar quedó desocupado, por lo que Víctor se contactó con el dueño para llevar adelante el sueño. Tras varios meses de refacciones y de poner en condiciones el anexo, se abrió y contaron con 20 chicos para otorgarles la merienda.

Pero la función del centro creció dada las necesidades. “Un mediodía les preguntamos a los chicos si habían comido y nos contestaron que sí, un matecocido con pan. A partir de ese momento también les damos el almuerzo”, indicó D’Amico.

Leé también:  El deber por la patria, un ícono en la familia banfileña Massad

Ubicado en las calles Plumerillo y Campana, el centro lleva el nombre de su hija, fallecida en un accidente meses antes de inaugurar el lugar. Entre lágrimas y desde lo profundo de su corazón, Víctor contó: “El nombre se eligió en conjunto. Denise era muy solidaria y que esté representada de esa manera me da fuerzas para seguir y que siga creciendo. Siento que ella me ayuda a lograrlo”.

Denise funciona de lunes a viernes de 12 a 18 aproximadamente, ya que la mayoría de los chicos de Fiorito que asisten salen del colegio y se acercan directamente al centro, donde les dan el almuerzo, les brindan apoyo escolar, se realizan diversas actividades y juegos hasta el horario de la merienda. Además se dictan cursos de panificación e instalación de aire acondicionado, bajo el programa ENVIÓN de la Provincia de Buenos Aires. De esta manera, los padres pueden optar por una salida laboral.

Denise funciona de lunes a viernes de 12 a 18, en Campana y Plumerillo.

Desarrollo Social del Municipio de Lomas colabora mensualmente con el centro comunitario facilitándole alimentos. Los vecinos, oficiales y familiares también se suman a la causa y ayudan con mercadería y las tareas, para que el lugar pueda funcionar adecuadamente.

Leé también:  El origen de los cercos: una creación lomense

“El objetivo es la contención, pero también que se cambie la mirada hacia la policía, ya que convivimos con los chicos y les enseñamos buenos valores. Muchos de ellos pensaban que nosotros éramos malos y ahora nos abrazan o nos agradecen, incluso quieren ser como nosotros”, señaló el hombre de 43 años, para luego añadir que el cambio del barrio a partir del centro es notorio y que “eso nos enorgullece”.

D’Amico tildó de “muy positivo” el balance en este tiempo trabajado al señalar que la acción social posee más alcance y mejor llegada a la comunidad. “Vengo de familia de policías

Respecto al premio Orgullo de Ser de Lomas que recibió por parte del Municipio, el policía agradeció el apoyo, ya que para él es una manera de señalarle que transita el camino correcto con la actividad del centro. “Una vecina, que tiene un comedero a diez cuadras, se acercó para hablar con nosotros porque lo quería cerrar por falta de recursos. Nosotros los ayudamos y los invitamos para realizar obras en conjunto”, señaló Víctor. Con vistas al futuro, la idea es poder convocar a referentes de la zona para trabajar entre todos y alcanzar a muchos más necesitados. “Si me preguntás si quiero inaugurar otro centro, te diría que si y lo haría sin dudarlo”.