Así lo detalla un informe difundido por el portal Zonaprop, que refleja los malabares que tienen que hacer miles de familias para tener un lugar donde vivir.
Los alquileres en la Ciudad y el Gran Buenos Aires son cada vez más caros.

 

El 37,6% de los inquilinos decidió mudarse a una vivienda más económica en el último año por no poder afrontar los gastos, señaló hoy un informe privado.

Según datos difundidos por el portal Zonaprop, un 41,4% del total encuestado tuvo que afrontar subas de un 40% en el último año, al tiempo que un 35,5% pagó incrementos de 20%.

En el último año, el 37,6% de los inquilinos debió mudarse a una propiedad más económica, mientras el 79% de ese total tuvo que ir a otro barrio para alcanzar a cubrir las obligaciones.

Leé también:  El valor del metro cuadrado en Gran Buenos Aires es 32% más barato que en la Ciudad

A su vez, poco más del 26% señaló que, ante las complicaciones económicas, volvió a vivir con sus padres.

El sondeo dio a conocer que más de la mitad de las personas respondieron que en 2020 no renovarán su alquiler actual ante el ajuste de la cuota.

Días atrás, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto sobre Ley de Alquileres, el cual apunta a equilibrar las relaciones contractuales entre ocho millones de inquilinos y los propietarios.

Además de llevar el plazo mínimo de los alquileres de dos a tres años, el texto dispone una actualización anual del precio de todos los contratos, sobre la base de una fórmula de indexación mixta que combina en partes iguales la evolución de la inflación (IPC) y de los salarios (RIPTE).