El Municipio firmó un convenio con la empresa Regomax, que se encarga de dar una disposición final a las cubiertas y gomas en desuso, que contaminan. El material se convertirá en caucho granulado y polvo para plazas blandas y canchas de césped sintético.
el municipio trasladará los neumáticos a la planta que funciona en el predio de la ceamse.
el municipio trasladará los neumáticos a la planta que funciona en el predio de la ceamse.

Cada año en Argentina se descartan 130 mil toneladas de neumáticos de todo tipo. Gran parte de ellos terminan en basurales, banquinas de rutas o quemados en la vía pública. Para aportar una solución a este problema y cooperar con el cuidado del medio ambiente, el Municipio de Lomas puso en marcha un sistema de recolección y gestión de este tipo de residuos para luego trasladarlos a la planta de reciclaje que funciona en el predio de la Ceamse.

La iniciativa comenzó a implementarse en la ciudad a partir de un convenio que firmó el Gobierno local con la empresa Regomax, dedicada a dar una solución a la disposición final de neumáticos en desuso.

A partir de este acuerdo, la Comuna se encarga de reunir y trasladar las cubiertas y gomas para que la compañía las convierta en polvo y granulado de caucho que luego se utiliza para plazas blandas, canchas de pasto sintético y baldosas.

Leé también:  Llavallol: la EP N°66 y una muestra de arte con material reciclado

“Se trata de un plan que se suma a las acciones de reciclaje que desde hace tiempo venimos llevando a cabo a través de los Puntos Verdes que se distribuyen a lo largo y lo ancho de todo el Distrito en el marco de Programa Eco Lomas que presentamos a principios de año”, comentó el intendente de Lomas, Martín Insaurralde.

En la planta recicladora, los neumáticos son sometidos a procesos de corte, trituración y molienda mecánica para reducir su volumen. Luego se separan sus componentes (80% caucho, 15% acero y 5% fibra) y el material obtenido sirve para ser reutilizado.

Según informó Daniel Rodríguez, gerente de Regomax, en la planta industrial ubicada a un costado del Camino del Buen Ayre, se reciclan alrededor de 50 toneladas diarias. “Mensualmente recibimos unas 800 toneladas, aunque tenemos posibilidad de tratar hasta 1.400 toneladas por mes. Trabajamos en tres turnos diarios, cinco días a la semana”, explica.

caucho granulado y en polvo es lo que se obtiene de las gomas.
caucho granulado y en polvo es lo que se obtiene de las gomas.

El secretario de Medio Ambiente local, Emiliano Baloira, aseguró que el trabajo que realiza la empresa es fundamental. “Por el componente que están hechos (los neumáticos) son de difícil degradación y tienen un alto porcentaje de contaminación, por eso es importante armar este sistema para recolectarlos y ponerlos a disposición de Regomax”, agregó.

Leé también:  Galería de Fotos: Llavallol: la EP N°66 y una muestra de arte con material reciclado

Para que el plan funcione de manera aceitada en la ciudad, desde el Municipio adelantaron que notificarán a los dueños de las gomerías sobre la iniciativa y se confeccionará un registro con los locales interesados en participar.

En base a eso se diseñará todo un esquema de logística, recolección y recepción para finalmente planificar el traslado a la planta de reciclaje.

Una vez que los camiones de la Comuna entreguen las gomas a la empresa Regomax, recibirá un certificado de disposición final que permitirá llevar un control preciso de la cantidad de neumáticos que se entregarán por mes.

Rodríguez invitó a los vecinos “a que se sumen” a esta iniciativa. “El neumático, uno no lo tiene en cuenta, pero es un gran contaminante y con una acción muy chiquita que es acercarlo al Municipio, están haciendo un gran aporte al medio ambiente”, detalló.