Los colegios Tiempos Modernos y Modelo Lomas abrirán sus puertas para abordar la campaña apuntada al banco del Hospital Garrahan.
el único requisito es acercarse con DNI y desayunar normalmente.

El Banco de Sangre del Hospital Garrahan y Lomas de Zamora comparten un trabajo mutuo en pos de aumentar la cantidad de donantes de sangre. Y cada vez son más los que se suman.

En agosto, dos escuelas del ámbito privado abrirán sus puertas para sumarse a la campaña. Este sábado 24 entre las 10 y las 16, el Colegio Tiempos Modernos de Banfield (Rincón 241) será el punto de encuentro para los donantes que quiera colaborar con el Hospital de Pediatría. Los interesados en sumarse podrán reservar su turno llamando al 4242-2319 o directamente deberán acercarse al lugar.

Leé también:  Colecta de sangre en Budge

La misma metodología utilizará el Modelo Lomas que, por segundo año consecutivo, aborda el proyecto educativo y encabeza la campaña de difusión para que sean muchos los que se acerquen a donar sangre voluntariamente. El encuentro será en la sede de Belgrano 55, de 9 a 14 y las reservas de turno se realizan llamando al 15-5470-1921.

el municipio y distintas organizaciones se suman a las iniciativas de los colegios privados y el hospital gandulfo.

En ambos casos, el único requisito es acercarse con DNI y desayunar normalmente.

Con el apoyo del Municipio también se había organizado jornadas en la Escuela Primaria N° 73, la secundaria básica N° 327 y el Jardín N° 913 de Lomas Este, y a principios de agosto otra jornada en el Hospital Gandulfo.

Leé también:  Lomas: más de 50 mil vecinos ya aprendieron técnicas de RCP

ESTADÍSTICAS. El trabajo y la concientización en este sentido es fundamental para cumplir con las difíciles metas que tiene el país.

“En Argentina se hacen un millón de transfusiones cada año. Eso significa que necesitamos 1.300.000 donantes por año para satisfacer las necesidades; si del 3 al 5% la población concurriera a donar dos veces por año se cubriría la necesidad en forma voluntaria pero no pasa”, explicó Silvina Kuperman, médica pediatra y jefa del Centro Regional de Hemoterapia del Hospital Garrahan.

Y agregó: “Sólo del 35 al 40% son donantes voluntarios, el resto es por reposición, es decir, una personas se tiene que operar o necesita sangre por algún motivo y se le pide a la familia”.