Un vecinos que vio cuando cinco hombres ingresaban a una nueva vivienda llamó a la Policía. Dos de ellos tenían antecedentes.
Se metieron cuando unos albañiles que trabajaban en la casa abrieron la puerta para salir.

Una banda integrada por cinco personas que cometía robos bajo la modalidad “entraderas” en el Sur del Conurbano fue detenida cuando intentaba cometer un nuevo delito por efectivos de la Policía en la localidad de Ranelagh gracias al llamado de un vecino.

La propietaria de la casa que estaba siendo robada contó que estaba junto a dos albañiles, y cuando éstos abrieron la puerta que daba a la calle para retirarse, fueron sorprendidos por los delincuentes, quienes en forma violenta, bajo amenazas de muerte, los metieron adentro y empezaron a pedirle dinero y efectos personales.

Leé también:  San Niciolás: detuvieron a un hombre por el femicidio de una enfermera

Ante el llamado del vecino, el operativo se montó de urgencia y los hombres, de entre 28 y 32 años, fueron detenidos en el patio de la casa cuando intentaban escapar. Uno de ellos posee registro activo de “Libertad Condicional”, mientras que otro tiene pedido de captura activo por el delito de “Robo agravado por el uso de arma de fuego”.