La semana pasada ocho personas perdieron su fuente de trabajo y ya anunciaron otros 70 para los próximos dos meses. Los empleados temen que haya 150 cesantías más.
Los trabajadores marcharon el viernes pasado frente al predio de la AFA.

La suspensión del acuerdo con China para la construcción de una cuarta y una quinta central nuclear en el país complicó la situación en el Centro Atómico Ezeiza. La semana pasada se produjeron ocho despidos y ya anunciaron otros 70 para los próximos dos meses. Los trabajadores aseguran que hay 150 de puestos laborales en peligro.

Según explicó el delegado de la UOM Javier Sánchez, “los despedidos estaban afectados a los proyectos que deberían haber comenzado a fines del año pasado”. Su paralización, los condenó. En este escenario, los trabajadores lanzaron un plan de lucha para reincorporar a los cesanteados y frenar “el plan de vaciamiento” de las empresas y el Gobierno.

Leé también:  Frente a los despidos, los trabajadores de Clarin paran

El viernes pasado realizaron una movilización frente al predio de AFA en la autopista Ricchieri para visibilizar la situación y pedir una respuesta de las autoridades. La expectativa, dijeron, "es llegar a diciembre y que cambie el Gobierno, porque con esta gestión está claro que no va a haber un cambio en la política nuclear”

Los operarios que están en vilo con este panorama forman parte de dos empresas de capital mixto: Combustibles Nucleares Argentinos (Conuar) y Fabricación de Aleaciones Especiales (FAE). Entre ambas suman 500 empleados.

“El personal de construcción de reactores es el primero que quedaría desafectado. 150 es el total de la dotación destinada a esas áreas y están en peligro directo de quedar despedidos”, graficó el trabajador con 29 años de experiencia.

Leé también:  Tras el cierre de la metalúrgica Eitar, los empleados buscan armar una cooperativa

“Sobre el resto hay incertidumbre”, afirma, pero si no avanzan nuevos proyectos en el área nuclear más trabajadores podrían llegar a tener los días contados.

“Lo que nos transmite la empresa es que van a tratar de conseguir trabajos por afuera del sector nuclear, pero tampoco nos pueden prometer nada”, apuntó. “La semana que viene retomamos una mesa intersindical con el sector para definir las acciones”, reveló.

Desde la comisión interna adelantan que en los próximos días habrá nuevas movilizaciones porque las instancias de diálogo con la empresa están agotadas. “Hicimos las denuncias en el Ministerio de Trabajo de la Provincia e intervino la UOM y la semana que viene tenemos una audiencia por los despidos en la delegación del Ministerio de Lomas”, agregó.