Los médicos enrolados en la Cicop renovaron su reclamo y piden a las nuevas autoridades que resuelvan su pedido para que el centro de salud vuelva a funcionar con normalidad.
La situación de faltantes en el hospital viene desde el gobierno de María Eugenia Vidal.

Los médicos y profesionales del Hospital Fiorito de Avellaneda enrolados en la Cicop renovaron su reclamo por la falta de insumos básicos, un problema que desde hace tiempo afecta a la institución y complica el funcionamiento de áreas clave del centro de salud.

El pedido de los trabajadores no es nuevo. Durante gran parte de la gestión de María Eugenia Vidal en la provincia el gremio viene visibilizando la “crisis” que vive el Hospital. Saben que la normalización llevará tiempo, pero buscan respuestas de las nuevas autoridades.

Leé también:  Piden donantes de sangre: habrá una campaña en la sede de Racing Club

Por eso, la semana pasada, en conjunto con los jefes de servicio y dirigentes de AMRA, elevaron una nota para informar de esta situación a los funcionarios de cartera de Salud y solicitar un encuentro “urgente” con representantes de la Dirección Provincial de Hospitales.

Según precisaron, a partir de esta primera comunicación, obtuvieron “un compromiso verbal para brindar una solución en el menor tiempo posible”. Pero pasaron los días y no hubo nuevas señales de las autoridades, lo que inmediatamente intranquilizó a los médicos.

Ante este panorama organizaron una asamblea en el hall central de Consultorios Externos del hospital y resolvieron que llevarán al ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, propuestas para superar la grave crisis.

Leé también:  Hallan un arsenal y detienen a una pareja que alquilaba armas a bandas delictivas

“Al presente tanto la insuficiencia de insumos como las licitaciones pendientes no se resolvieron y el Hospital funciona en su mínima expresión, a la espera de la regularización del aprovisionamiento de materiales hospitalarios”, denunciaron en un comunicado.

A fines del año pasado, por la “falta de insumos básicos” el laboratorio y los servicios de cardiología, obstetricia, y diagnóstico por imágenes tuvieron un “funcionamiento mínimo”.

A su vez denunciaron el freno del nombramiento de profesionales designados en diferentes áreas. “Lamentablemente las mencionadas áreas verán comprometida su actividad a causa de la falta de profesionales, producto de la marcha atrás en dichos nombramientos, particularmente en la temporada de verano”, alertaron.