Fue apartado de sus funciones para ser sometido a una “investigación canónica”.

El sacerdote Higinio Grau, denunciado por el abuso sexual de una adolescente en el Colegio Sagrado Corazón de la localidad de Dock Sud, fue apartado de sus funciones para ser sometido a una “investigación canónica”.

En la Unidad Fiscal de Instrucción Nº2 de Avellaneda se abrió una causa a partir de la denuncia de una alumna que aseguró que el cura la “manoseó” y se propasó con ella cuando el hombre la había llamado a confesarse. “Le tocó las manos, la agarró del cuello y le dijo era linda y que la próxima vez iba a cerrar la puerta y las ventanas para que estuvieran solos”, explicaron. Fuentes judiciales ahora buscan determinar si existen otros casos.