Debió presentarse ante la Justicia de Paraguay por un incidente con un policía jugando para Liverpool de Uruguay en un partido de hace 3 años.
De la Cruz fue acompañado por D'Onofrio y "Pipino" Cuevas.
De la Cruz fue acompañado por D'Onofrio y "Pipino" Cuevas.

A horas de enfrentar a Cerro Porteño por el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores, el volante de River Nicolás De la Cruz debió presentarse ante la Justicia por una causa de hace tres años atrás.

Según el acta de imputación, el 14 de febrero de 2016, tras el final del encuentro que jugó Liverpool de Uruguay ante San Pablo por la final de la Libertadores Sub 20, cinco jugadores entre los que se encontraba el actual futbolista del Millonario, “habrían agredido físicamente a integrantes de la Policía Nacional”.

Leé también:  River busca las semifinales de la Copa Argentina

En este sentido, se aseguraba que De La Cruz “lo había pateado a la altura del tórax” además de los otros incidentes que también protagonizaron Nicolás Cáceres, Santiago Laport, Emmanuel González y Lautaro De Amores. Por esta situación, los jugadores quedaron imputados “por la supuesta comisión en calidad de autores del hecho punible contra la administración pública-resistencia”.

Fue así que lo citaron a declarar a tres años del hecho y justo a horas del cruce con Cerro. “De esta citación que tenía pendiente desde 2016, nunca se había notificado ni al jugador ni a las fuerzas de seguridad, por eso pasó sin problemas por la frontera reiteradas veces”, informaron desde River. Cosas de la Copa…