"La gente está muy enojada porque no hay", cuentan los kiosqueros de Lomas frente a la escasez. Las grandes empresas están levantando pedidos pero aún no se sabe cuándo se entregarán.
Cada industria debe contar con varios permisos de bioseguridad para volver a producir.

En esta nueva etapa del aislamiento social obligatorio muchas fábricas de la Provincia retomaron sus actividades. Entre las habilitadas para volver a la producción se encuentra la industria tabacalera, un sector que ya estaba mostrando problemas para abastecer a los kioscos de todo el país. ¿Cómo está la situación en Lomas?

Muchos vecinos fumadores recorren de punta a punta sus barrios para conseguir cigarrillos, ante la escasez, y esta situación se volvió muy común en los últimos días.

Por ejemplo, en la Galería Oliver, donde está la tabaquería Lorena que atiende Héctor "Tito" Batista, con varios años en el rubro, no puede atender al público hasta que los shopping y las galerías estén habilitadas. "Tengo más de 50 marcas de tabaco para armar pero aún no puedo vender", observó.

En Pirovano 616, Lomas, el kiosko de Mary, que tiene más de 25 años, cuenta que "la gente está desesperada por un paquete de cigarrillos, y muy enojada cuando no hoy. Me cuentan que han llegado a pagar $180 el paquete de 10. Nobleza Piccardo y Massalin están empezando a levantar pedidos y entregar, pero no sé cuándo traerán como antes". "Mucha gente empezó a armar cigarrillos, con tabaco suelto", añadió.

LA SITUACIÓN GENERAL. A pesar de tener el permiso nacional, todavía no se reactivaron las tareas en la mayoría de las plantas y el abastecimiento deberá esperar algunos días más. El problema se debe, principalmente, a los variados permisos con los que debe contar cada industria. Además del protocolo nacional, tiene que aprobarse uno municipal avalado por la Provincia, por lo que los tiempos administrativos demoran la producción.

desde Tabacalera Sarandí –que produce Red Point y el papel OCB- explicaron que la vuelta a la normalidad será recién la semana que viene.

Desde la empresa Massalin Particulares –encargada de las marcas Malboro y Philip Morris- anticiparon que este viernes ya retomarán la distribución de los productos en el conurbano y Capital Federal. No obstante, desde Tabacalera Sarandí –que produce Red Point y el papel OCB- explicaron que la vuelta a la normalidad será recién la semana que viene. En el interior del país la demora podría ser mayor ya que la gran mayoría de las fábricas se encuentra en Buenos Aires.

Leé también:  Restricciones: los supermercados de Lanús sólo pueden vender artículos esenciales

“Massalin Particulares ya está abasteciendo a los distribuidores, por lo que desde el viernes van a estar los cigarrillos. Esperamos que se normalicen los precios y que todos los consumidores puedan tener sus cigarrillos”, explicaron desde la Unión de Kiosqueros.

Este martes comenzó la producción de Tabacalera Sarandí –ubicada en Avellaneda- con 62% del personal (186 personas) de una planta que emplea a 300 trabajadores, siendo que gran parte de ellos viven en la zona y no requieren traslados en transporte público, que es una de las condiciones impuestas por el Gobierno para la regularización de la producción.

Massalin Particulares también abrió sus puertas el martes con 450 de sus 700 trabajadores, siendo que la tabacalera restante que se encuentra a la espera de las autorizaciones es British American Tobacco, por lo que los cigarrillos Lucky y Camel todavía no volverán a las góndolas.