Las empresas aplicaron los aumentos para compensar las pérdidas por las ventas en el marco del programa Precios Esenciales.
El rubro de bebidas lleva cuatro meses en baja y la venta de leche cayó cerca del 15%.

En lo que va del año, los precios de los alimentos se dispararon hasta un 40% y superaron a la inflación en un contexto marcado por el derrumbe del consumo.

Las empresas aplicaron los aumentos para compensar las pérdidas por las ventas en el marco del programa Precios Esenciales. En los alimentos de Nestlé hubo subas del 31%, mientras que los panificados y las galletitas tuvieron incrementos del 23% en los panes lactales de marca Fargo o los bizcochos Don Satur. Unilver (25%), Molinos Cañelas (15%), y los de higiene como Loreal (30%) y Johnson & Johnson (25%) también registraron aumentos importantes.

Leé también:  Cayó un 11,3% el consumo de carne

Entre enero y mayo se registraron subas del 21 al 25%, entre dos y seis puntos por arriba de la inflación, que alcanzó un 15,6% hasta abril y más del 55% en un año. En mayo, algunos economistas estiman que volverá a marcar 3,4%.

En cuanto al consumo, el rubro de bebidas lleva cuatro meses en baja y la venta de leche cayó cerca del 15%.