Entre el boulevard y la vereda de este acceso clave para Lomas, el Municipio colocó las estructuras a fin de ordenar el tránsito, proteger a los peatones y evitar accidentes.

Santa Catalina 2

Las obras en el Camino de la Ribera siguen en marcha. A fin de ordenar el tránsito, evitar accidentes e impedir que prolifere el estacionamiento ilegal en la zona, el Municipio de Lomas
colocó 180 nuevos bloques de hormigón entre la calle y la vereda en un tramo importante de Santa Catalina, a 800 metros de Elizalde, donde este año comenzará a funcionar el nuevo predio para los feriantes de la ex Saladita.
Las tareas, coordinadas por las secretarías de Medio Ambiente y Obras Públicas de Lomas, fueron llevadas a cabo por cooperativistas del Plan de Cuencas, en el marco de un intenso programa de obras implementado por la Comuna para mejorar una zona que años atrás era prácticamente intransitable.
“Hoy, la transformación de la Ribera está a la vista. La zona cuenta con espacios públicos, luminarias y mejores condiciones ambientales”, apuntó el secretario de Medio Ambiente local Héctor Corrado.
Anteriormente, ya se habían desarrollado trabajos de este estilo. Desde Virgilio a Lavarden, y entre Newton y Virgilio, en Lamadrid, se colocaron estos bloques especiales, denominados new jersey, que pesan aproximadamente tres toneladas y permiten delimitar como corresponde ambas manos y resguardar a los peatones que transitan en la zona.
“Con esto, también, logramos que estén bien marcadas las manos de acceso, se mejore la circulación, se evita que los autos doblen en `U` o que los lugares de estacionamiento sean los incorrectos. Aparte, así impedimos que los peatones crucen el camino por cualquier parte y los mantenemos resguardados”, añadieron desde la secretaría.
El Camino de la Ribera ha cambiado por completo el paisaje que presentaba años atrás. El acceso fue repavimentada por completo desde Puente La Noria hasta Camino de Cintura, y se colocaron nuevas luminarias, se hicieron veredas, se embelleció toda la zona, se mejoraron los
espacios verdes y se construyeron miradores.