Ante el cierre temporal del histórico espacio, sus comerciantes contaron cómo trabajan para impulsar las ventas a través de las plataformas virtuales.
La galería está cerrada por la cuarentena.

En la víspera de sus 60 años, la Galería Oliver de Lomas está cerrada por la cuarentena. Sus comerciantes le contaron a este diario cómo se reinventaron para impulsar las ventas a través de plataformas virtuales.

"Cuando los locales estaban abiertos lo que se ofrecía por Internet era mucho más reducido y ahora está casi toda la colección disponible. Hacemos envíos por correo que llegan en menos de una semana y las personas van recibiendo notificaciones de cómo va evolucionando el pedido desde que lo pagan hasta que se despacha", expresó Hernán Barletta, gerente de Retail, cuyo local N°1 ofrece ropa informal de tendencia urbana y calzado (desde bebés a adultos) de las marcas Rusty y Locals Only.

"La Galeria Oliver fue nuestro primer local junto con otro que hay en Lanús. Las ventas fueron creciendo con el correr de las semanas y están funcionando cada vez mejor debido a que la gente tiene que salir a trabajar y necesita cambiar su indumentaria", detalló Hernán. Tanto Locals Only como Rusty tienen tiendas virtuales.

Leé también:  Pepe Cibrián homenajea a García Lorca en una obra online

En el local N°3 está la Lencería Collants, que desde hace 35 años vende ropa interior, pijamas y batas tanto para mujeres como hombres. "Estamos complicados porque no estamos acostumbrado a la venta online pero ya hace rato que manejamos un Facebook y ahora sumamos el Instagram donde la gente ve fotos, pregunta y puede llamarnos por teléfono", contó Verónica Jabie, que hace las entregas junto a sus hermanas.

"Si viven cerca vamos en auto o combinamos un día para que puedan pasar por la puerta de la galería, entrando por Meeks. No estábamos preparados para esto, que nos sorprendió y obligó a ponerle onda porque los gastos son muchos", agregó Verónica.

PASADO Y PRESENTE. "Cuando murió mi bisabuelo, en el terreno que era su casa sobre la avenida Meeks se construyó la galería a partir de una inversión de mi abuelo Laureano y sus hermanos (Roberto, Alberto y Jorge) con un grupo de amigos. Fue el primer centro comercial de Lomas y la obra, que duró un par de años, comenzó en 1956", indicó Juan Portela Oliver, administrador de la galería y segunda generación de una familia histórica de la ciudad.

Leé también:  Alberto Fernández, sobre la deuda: "No vamos a someter al país a nuevos compromisos que no podamos cumplir"

En septiembre se cumplirán 60 años de la apertura. "Pensábamos que iba a ser un festejo pero ahora estamos con ciertas dudas de cómo llegar a ese momento. Aunque tuvimos la guerra de Malvinas, hiperinflación y situaciones muy traumáticas, nunca cerramos y muchos menos dos meses ininterrumpidamente", se lamentó Juan y dijo que "es muy duro sostener las obligaciones cuando no hay ingresos, no recibimos ayuda del Estado y nuestra intención es preservar tanto fuentes laborales como salarios de los empleados".

Aunque está la venta online, el rubro indumentaria sufre debido a que se caracteriza por la atención presencial. "Hay una cultura con el tema de probar, tocar la tela y si gusta el corte. Es lógico que la gente quiera probarse lo que va a comprar", remarcó Oliver, y contó que "nos comunicamos siempre con los consorcistas, que están preocupados y tratando de colaborar".