El espacio, que acaba de cumplir 20 años, sigue atendiendo las necesidades de los vecinos que se forman en la casa de estudio y ofreciendo distintos contenidos virtuales para la comunidad educativa.
El espacio tiene una colección de 70 mil ejemplares entre libros, revistas y bibliografía.

La Biblioteca Central de la Universidad Nacional de Lomas (UNLZ) cumplió 20 años. Desde su puesta en funcionamiento, se convirtió en un lugar de consulta, estudio y encuentro de estudiantes, docentes y graduados.

Una vez que arrancó el aislamiento por Coronavirus y tras el inicio de la cursada virtual de las cinco facultades, sus encargados continúan atendiendo las necesidades de los usuarios y usuarias de las distintas facultades, respondiendo consultas y gestionando el alta de nuevos socios.

Leé también:  Aumentaron hasta un 50% las consultas por dolor de espalda y de cervical en Lomas: cómo hay que sentarse frente a la compu

Una de las posibilidades es tomar libros electrónicos en préstamo por un plazo de 7 días renovables. "Actualmente contamos con 445 títulos que suman 1.846 ejemplares, seleccionados de acuerdo a la bibliografía solicitada por las asignaturas de las diferentes unidades académicas", detallaron.

Para acceder a los contenidos virtuales, hay que asociarse entrando a este link. Mientras que el catálogo completo de libros está disponible en este enlace. Ante cualquier consultas, se puede ingresar a la web de la Biblioteca.

Los estudiantes, docentes e investigadores de UNLZ también tienen acceso gratuito a la Biblioteca Digital E-Libro, una plataforma que ofrece su colección de múltiples textos académicos y material de las principales universidades y editoriales.

Leé también:  Ya son más de 200 mil los contagiados en el país

En su lugar físico, la biblioteca tiene una colección de 70 mil ejemplares entre libros, revistas y bibliografía. Para la lectura o el trabajo grupal, los estudiantes cuentan con múltiples espacios divididos en cuatro salas: parlante, silenciosa, informal y de referencia.

El edificio fue testigo de distintas actividades artísticas como exposiciones, charlas, presentaciones de libros, obras de teatro y recitales. "Transcurridos los años, la Biblioteca Central incorporó el manejo de colecciones digitales, el acceso a Bibliotecas, bases de datos y repositorios especializados y acompañó todos los procesos de acreditación y evaluación universitaria tanto de carreras de grado como de postgrado", informaron desde la UNLZ.

Un espacio con un gran acervo cultural.