Pusieron en funcionamiento una cabina que despide una especie de rocío que elimina el 99% de las bacterias y virus que pueden estar adheridas a las prendas. Hay que entrar con barbijo y en su interior dar un giro de 360 grados.

En el Hospital Gandulfo, ya funciona una cabina que despide un líquido rociado que desinfecta las prendas de trabajadores y pacientes para garantizar que tanto al entrar y al salir del centro de salud lo hagan sin el virus Covid-19 en su ropa y, de esa forma, evitar contagiarse y contagiar a otros.

Donada e instalada por la empresa ECO Procesos Integrales de Higiene, con experiencia de 20 años en materia sanitaria, cuenta con un sistema de nebulizador automatizado y quienes entran son sanitizadas por medio de un rocío nebulizado que elimina y desinfecta el 99% de las bacterias, virus, hongos y esporas que pueden estar adheridas a una persona o su ropa. La protección dura tres horas.

Leé también:  Buscan casos sospechosos de Covid-19 en cinco barrios populares de Echeverría
las instrucciones, bien a la vista.
las instrucciones, bien a la vista.

El producto químico que se utiliza es totalmente inocuo para la salud de los seres humanos, no mancha la ropa ni irrita la piel, no es tóxico y es biocompatible con el cuerpo humano y el medio ambiente. Igualmente, hay que ingresar con barbijo y cerrar los ojos. También hay que dar un giro de 360 grados para que el líquido llegue a todo el cuerpo.

“Agradezco esta donación, que nos viene muy bien porque sirve para cuidar a nuestro personal y a la gente que ingresa a nuestro hospital a atenderse y a trabajar”, señaló el director Ejecutivo del Gandulfo, Fernando Guerrero. En tanto Diego Arreche, director asociado del centro de salud, valoró el aporte: “Todo método que pueda ayudarnos es bienvenido, y estamos agradecidos porque todo suma”.

Leé también:  Una mujer de 44 años, entre los cuatro argentinos que murieron anoche por Coronavirus