Inspectores del Municipio de Almirante Brown sancionaron a un comercio ubicado en Vucetich y Lahille luego de recibir denuncias de vecinos del barrio.

El Municipio de Almirante Brown clausuró este fin de semana un supermercado de la localidad de Ministro Rivadavia que intentaba cobrar un recargo del 10% a los vecinos que compren con la tarjeta alimentaria y que los obligaba a agotar todo el crédito que disponían en una sola operación.

Las irregularidades en el comercio ubicado en Vucetich y Lahille fueron detectadas por inspectores de la Dirección General de Inspección del Partido que en los últimos días comenzaron a verificar y supervisar la implementación del programa de Precios Cuidados y del Plan Argentina contra el Hambre en todos los barrios de la ciudad.

Tras conocer la noticia el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, advirtió que "ningún comerciante debe cobrar recargo o comisión por (el uso de) la Tarjeta Alimentar" y que el Gobierno no tolerará "abusos ni maniobras especulativas" por parte de los empresarios.

Leé también:  Instalan carpas sanitarias en los hospitales Meléndez y Oñativia para descomprimir la demanda

"Esta es una política de Estado, que encabeza el presidente Alberto Fernández, para un país que tiene un problema de hambre y de malnutrición", destacó el funcionario.

En tanto, el intendente Mariano Cascallares consideró que hay que "proteger entre todos a Precios Cuidados y también al Plan Nacional Argentina contra el Hambre porque son herramientas importantes para incluir y para ir ganándole a la inflación".

"Es fundamental que nuestros vecinos y vecinas tengan precios de referencia confiables para cuidar la mesa de los argentinos", señaló.

Desde el Ministerio de Desarrollo Social recordaron que los ciudadanos pueden denunciar abusos en las oficinas de Defensa del Consumidor de los municipios o en las fiscalías.

Leé también:  Insólita guerra judicial por el caso del paciente de coronavirus internado en la UPA de Longchamps

La tarjeta alimentaria es otorgada a madres y padres con hijas e hijos de hasta seis años que estén percibiendo la Asignación Universal por Hijo (AUH), embarazadas a partir de los tres meses, y personas que reciban la asignación por discapacidad.

La tarjeta sirve única y exclusivamente para comprar alimentos, no bebidas alcohólicas. Puede utilizarse en supermercados, autoservicios y almacenes barriales que tengan Posnet y no está habilitada para retirar dinero en los cajeros automáticos.

Todos los terceros viernes de cada mes cada tarjeta tendrá un monto de $4000, para las familias que tengan un solo hijo, o de $6000, para los que tengan dos o más.