Profesionales, jueces, especialistas y representantes de entidades civiles compartieron información, herramientas y recursos para abordar situaciones de violencia y proteger los derechos de las mujeres.
La delegación de Temperley Oeste estuvo colmada de gente.

Con la participación de profesionales, expertos, jueces y representantes de entidades civiles, se realizó este miércoles la primera Jornada de Género, Diversidad y Acceso a la Justicia en la Delegación de Temperley Oeste con el objetivo de acercar a los vecinos información, herramientas y recursos para abordar situaciones de violencia contra las mujeres.

La sede ubicada en Avellaneda 126, a una cuadra de la estación de tren, se colmó de gente desde minutos antes de las 15, horario estipulado para que se pongan en marcha los paneles organizados por la Dirección de Derechos Humanos del Municipio y la Delegación de Lomas de Zamora de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires.

Docentes, estudiantes, abogadas, médicas, policías e integrantes de instituciones barriales se acercaron para escuchar cómo funcionan y cómo trabajan las distintas instancias de asistencia que existen en el Distrito para afrontar situaciones de violencia de género y violación de los derechos.

La idea central que sobrevoló el encuentro fue que el acceso a la Justicia “no se agota en la existencia de un espacio de petición en el Poder Judicial u otros organismos del Estado”, sino que “la Justicia se construye de manera conjunta” y que hay distintos espacios a los que se puede acudir “para garantizar, proteger y ampliar los derechos de las personas”.

Leé también:  En cuarentena, se duplicaron los pedidos de ayuda por violencia de género

Con esa premisa como eje, del primer panel participaron la abogada Liliana Benítez, de la Dirección de Género del Municipio; Silvana Sosa, directora de Diversidad; Mariana Usach, licenciada a cargo del Centro de Asistencia a las Víctimas y Acceso a la Justicia; y Karina Nazabal, representante de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires.

“Justicia es el Poder Judicial, pero también todos y cada uno de estos espacios que trabajan en defensa de los derechos de las mujeres y brindan herramientas y recursos para tratar de solucionar los problemas que tienen las mujeres”, señaló Victoria Favre, titular de la delegación de Lomas de Zamora de la Defensoría del Pueblo, que a nivel provincial está a cargo Guido Lorenzino.

El segundo panel estuvo compuesto por Alicia Taliercio, jueza del Juzgado de Familia Nº12 del Departamento Judicial de Lomas; Claudia Sánchez, ayudante fiscal de la Fiscalía especializada en Violencia de Género y Familiar y Milagros Venica, titular de la Comisaría de la Mujer y la Familia de Temperley.

Leé también:  En cuarentena, se duplicaron los pedidos de ayuda por violencia de género

Venica comentó que “es importante trabajar en la difusión y aportar información” respecto al tema, porque los efectos que eso produce en la sociedad son cada vez más visibles. “Por ejemplo, con el correr de los años, las cifras (de las denuncias) se han incrementado mucho a partir de la importancia pública que comenzó a tener el tema”, precisó.

“La información es clave para prevenir distintos tipos de situaciones. Si la mujer pidió una medida perimetral y esa medida se rompe, tiene que saber que en ese momento puede hacer una nueva denuncia por desobediencia y la persona puede ir presa", comentó. "Pero si la mujer no sabe, el mecanismo de la Justicia no va a ponerse en marcha y no va a funcionar. Ahí tiene que estar enfocado nuestro trabajo. Las herramientas están, hay que utilizarlas”, concluyó Tamara Gómez, directora de Promoción de los Derechos de las Mujeres y Equidad de Género.