Las llamas destruyeron parte de una vivienda y aunque los propietarios estaban durmiendo, no se tuvo que lamentar ninguna víctima. Los daños fueron sólo materiales.
los bomberos de Tristán Suárez trabajaron en el lugar.
los bomberos de Tristán Suárez trabajaron en el lugar.

Los vecinos del country Terralagos de Canning se sorprendieron cuando se produjo un gran incendio en una de las viviendas del complejo. Las llamas comenzaron a reproducirse tras  la caída de un rayo en medio de la noche.

El barrio privado que pertenece al Partido de Ezeiza se encuentra en una zona alejada donde además hay mucho verde y un gran descampado entre cada una de las casas.

Las llamas se visibilizaron primero sobre el techo de una casa, y si bien hubo daños materiales, los habitantes de la vivienda siniestrado resultaron ilesos.

Leé también:  La palabra del párroco de Asunción de María tras el incendio que destruyó el comedor de la capilla

Alrededor de las dos de la mañana fueron alertados los Bomberos Voluntarios de Tristán Suárez y unos 20 minutos más tarde, la dotación de efectivos de ese cuerpo llegaron al lugar y encontraron con que se estaba incendiando el techo de una casa.

Al lugar llegaron también bomberos voluntarios de Ezeiza y los hombres de ambas dotaciones pudieron terminar con las llamas, que consumieron la mayor parte del techo y una de las habitaciones del primer piso, pero que no llegaron a dañar la planta baja de la vivienda.

La familia que habita la vivienda solo tuvo que lamentar daños materiales.

Según los bomberos de Tristán Suárez, el origen del fuego podría haber sido un rayo, según lo que narró una de las propietarias de la vivienda.

Leé también:  Capitán Ezeiza sigue apostando a la labor solidaria

La mujer señaló que el hecho se produjo tras una fuerte  tormenta que se desató sobre la zona.

Según el relato, se escuchó un fuerte ruido de un trueno sobre su casa e inmediatamente después empezó a notar que provenía humo del piso superior, por lo que supuso que el origen del incendio bien pudo haber sido la caída de un rayo.

Pasadas las cuatro de la mañana, los bomberos habían terminado con su trabajo y el incendio había sido sofocado en su totalidad.

En total, para sofocar el siniestro trabajaron 11 bomberos voluntarios, que utilizaron para lograr su objetivo tres camiones cisternas y una camioneta.

así quedó una de las habitaciones de la casa afectada.
así quedó una de las habitaciones de la casa afectada.